Unos deliciosos chilaquiles con mole

Unos deliciosos chilaquiles con mole

Empezar el domingo, ya de por sí es bastante difícil. Sabemos que es nuestro día para dormir un poco más, pero también el último de descanso.de nuestro fin de semana. 

Por tanto, siempre tendremos que alistar todo lo que vamos a usar para el día o semana siguiente de labores. Por eso casi nunca queremos que sea domingo, por todo lo que implica y sobre todo: El fin de la diversión. Sin embargo, hay que decir que de todos los días, los desayunos de este momento de la semana son los mejores.

Así es, ¿Quién se brincaría un desayuno dominical? La respuesta es que casi nadie. Especialmente cuando se trata de las comidas matinales típicas de México, como los chilaquiles, barbacoa, tamalesbirria o hasta huevos rancheros con jugo de naranja. No, no te equivocas, muchos de ellos son alimentos para quitar la cruda resaca, muy efectivos, por cierto y te regresan a la vida, después de todos esos alcoholes que te echaste la noche anterior.

Dentro de lo clásico, como sabes, hay muchas variantes y los chilaquiles no sólo se limitan a verdes y rojos. Hoy en día se pueden preparar, casi cualquier salsa y tipo de chile como la suiza con pimientos morrón, de guajillopasilla y hasta de mole. Así es. Tal como lo lees, si cocinaste mole el día anterior o no te da flojera empezarlo desde cero (con pasta o polvo) para hacer este desayuno, puedes darte el gusto de prepararlos con esta deliciosa preparación mexicana.

Típico y delicioso

Traditional mexican chilaquiles with mole sauce and fresh cheese on wooden background

Este platillo además de mexicano, es absolutamente delicioso, porque conjunta todos los ingredientes de las enchiladas: Tortillas fritaspollocremaqueso cebollita. La única diferencia de las enchiladas, es que la tortilla no va doblada y con el pollo en su exterior, sino troceada y con el pollo encima de las tortillas y el mole. La ventaja, es que no necesitan cuchillos para cortar en bocados la porción de comida que te vas a llevar a la boca.

De por sí comer chilaquiles ya es una delicia y si a estos le sumas el mole la verdad es que corren el riesgo de convertirse en tu desayuno favorito, porque la combinación es perfecta. Así que por eso decidimos compartir contigo la receta de este fabuloso desayuno mexicano, para que lo disfrutes y sorprendas a toda tu familia o personas con las que vives.  Estamos seguros de que no te vas a arrepentir y terminarás queriendo más. 

Es una receta fácil que te rendirá para 4 porciones. Sin embargo sí son un poquito más tardados, que los tradicionales, sobre todo cuando no tienes hervida la pechuga de pollo o preparado el mole. Por eso, aunque te diremos cómo hacerlos desde el principio, si ya sabes cómo hervir una pechuga, te recomendamos hacerlo un día antes o muy temprano, para que todo sea mucho más ágil. Te tardarás aproximadamente 1 hora en hacerlo todo. No pierdas más tiempo, así que ¡Manos a la obra!

Ingredientes

  • 4 tazas de totopos  (Los puedes hacer con tortillas del día anterior, sólo hay que trocear y freír)
  • 4 cdas. de mole
  • 2 tazas de agua
  • ½ pechuga de pollo con piel y hueso
  • 1 aguacate en rebanadas
  • ½ taza de crema
  • ½ taza de queso doble crema desmoronado
  • 2 cdas. de ajonjolí
  • ½ de cebolla morada fileteada

¿Cómo se preparan?

  1. Hierve el pollo en el agua durante media hora, deja enfriar un poco y deshebra.
  2. Hidrata el mole en el caldo de pollo y hierve hasta espesar.
  3. Mezcla los totopos con el mole, divide en cuatro platos.
  4. Agrega el pollo deshebrado, ajonjolí, crema, queso, aguacate, y cebolla morada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *