Una cena de San Valentín inolvidable

Una cena de San Valentín inolvidable

¿Hay algo más romántico que una cena para dos, preparada con mucho esmero y cariño, cuidando hasta el último detalle? Sea en el día de los enamorados o en otra fecha señalada, que ya sabéis lo que dicen, hay que celebrarlo todo, y como mañana es un día especial vamos a proponeros siete menús completos para una cena de San Valentín inolvidable.

Saca el mantel más bonito, la mejor vajilla y las copas especiales para pasar una velada perfecta, pues uno de los detalles más románticos que se pueden tener con la persona amada es cocinar para ella. Pero por si acaso vais escasos de ideas, os proponemos siete opciones con las que tendrás el éxito asegurado. Podéis arrancar con un sugerente cóctel mimosa de frambuesa y ya solo queda disfrutar.

MENU

Primer plato | Mousse de espárragos

  1. Ingredientes: 25 g de mantequilla, 50 g de puerro, 50 g de cebolla, 175 g de espárragos blancos en conserva (peso escurrido), 30 g de caldo de verduras, 1 lámina de gelatina de 2 g, 1 clara de huevo XL (o 2 de huevo S), sal y pimienta negra molida. Para decorar: 20 g de queso rallado, 8 espárragos trigueros finos y 1/2 loncha de jamón serrano.

Preparación: Comenzamos pochando el puerro y la cebolla que habremos, previamente, picado finamente. En el caso del puerro, bien lavado para retirar los posibles restos de tierra que pueda contener. Calentamos la mantequilla en una cazuela, añadimos las verduras y dejamos que se cuezan a fuego suave durante 10 minutos aproximadamente. Mientras tanto escurrimos los espárragos y los lavamos bien para eliminar el sabor ácido que les aporta el líquido de la conserva. Los escurrimos y secamos a conciencia con papel absorbente.

Los cortamos en dos o tres trozos y los añadimos a la cazuela junto con el caldo de verduras. Dejamos cocer a fuego suave durante cinco minutos o hasta que no haya restos de caldo. Hidratamos la hoja de gelatina en un cuenco con abundante agua fría durante cinco minutos. Trituramos la mezcla de los espárragos y la pasamos por un colador de malla fina. Salpimentamos al gusto y le agregamos la gelatina hidratada y escurrida, que se fundirá por efecto del calor. Removemos hasta integrar y dejamos atemperar unos minutos. Montamos la clara y la mezclamos con el puré de espárragos.

Lo hacemos poco a poco, con movimientos envolventes y asegurándonos de integrar bien lo añadido antes de agregar más. Transferimos a cuatro copas o cuencos y dejamos reposar en la nevera para que tome cuerpo durante una hora aproximadamente.

Mientras tanto preparamos la decoración. En una sartén caliente colocamos cuatro montoncitos de queso, aplastamos y dejamos fundir durante un par de minutos antes de voltear y dorar por la otra cara. Pasamos los espárragos por la plancha con un poco de aceite. Picamos el jamón y lo pasamos por la plancha hasta que quede crujiente. Decoramos al gusto y servimos a temperatura ambiente.

Segundo plato | Zamburiñas picantitas con salsa de tomate y jengibre

  • Ingredientes: 12 zamburiñas, 300 ml de tomate triturado, 1 puerro, 1 diente de ajo, 1 trocito de guindilla, 1 trozo de jengibre de 1,5 cm, perejil picado
  • Preparación: Para hacerla, comenzamos picando muy fino el ajo y el puerro y lo ponemos a pochar a fuego lento. Tras unos quince minutos -recordad que no queremos tostarlo sino hacerlo despacio en sus propios azúcares como cuando caramelizamos cebolla- añadimos el tomate triturado y dejamos que el conjunto se haga durante unos 12 minutos. Pelamos el trozo de jengibre, -es muy fácil si usáis el canto de una cucharilla y lo vais deslizando haciendo un poco de presión- y lo picamos muy finamente. Lo añadimos a la salsa de tomate y puerro y dejamos que se cocine otros cinco minutos. Entonces es cuando probamos y rectificamos de sal. Terminamos poniendo las zamburiñas sobre la salsa formando varias capas y dejamos que se cocinen dentro de ella durante unos tres o cuatro minutos. Con ese tiempo es suficiente para que la carne de este marisco quede hecha pero se mantenga jugosa y para que tome los aromas de los ingredientes de la salsa. Si lo preferís, podéis triturar la salsa para que no tenga tropezones antes de meter las zamburiñas, pero yo no lo hice. Finalmente, apagamos el fuego, añadimos un poco de perejil -opcionalmente cilantro si lo preferís- muy picado y lo llevamos a la mesa

Postre | Sabayón con frutos rojos

  • Ingredientes: 6 yemas de huevo L, 120 g de azúcar, 60 g de vino marsala seco, 60 g de vino blanco seco.
  • Preparación: Comenzaremos colocando una olla grande al fuego con agua suficiente para cubrir la mitad de un bol que encaje en el perímetro de esa olla u otra cazuela más pequeña,esto es para hacer un baño maría. Ponemos a calentar a fuego medio y batimos las yemas junto con el azúcar con unas varillas o batidora eléctrica hasta que blanqueen, sin parar de mover la mezcla para que no cuaje con el calor del baño maría. Una vez espumosas, vamos añadiendo el marsala poco a poco en hilo fino y sin dejar de batir, una vez que se ha incorporado a la mezcla de yema y azúcar el vino, apartamos del baño maría y seguimos batiendo fuera del calor hasta que la crema quede espesa y esté completamente fría. Repartimos en platos y adornamos con frutos rojos como frambuesas, fresas, arándanos, hojas de salvia y pétalos de rosa comestible. Servimos en el momento.

FUENTE : DIRECTO AL PALADAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *