Rogelio “N” fue detenido por ultrajes, pero la modificación es para agresores con arma de fuego a policías

Rogelio “N” fue detenido por ultrajes, pero la modificación es para agresores con arma de fuego a policías

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez, expresó que independientemente de que Rogelio Franco Castán haya sido alto funcionario en la pasada administración estatal y que su detención se considere de tipo político, no se va a ignorar que tiene una acusación por violencia intrafamiliar, aunque su detención y traslado al penal de Amatlán es por el delito de ultrajes a la autoridad.
En conferencia de prensa, justificó que su propuesta de reforma al Código Penal fue para que presuntos agresores con arma de fuego a policías no pudieran salir en libertad.
“Que mal están, entonces no han escuchado las voces de las mujeres que están reclamando en las calles, que no se ignoren las agresiones. Todavía no hay sentencia. No podía la Fiscalía ignorar eso”, expresó.
Consideró que el juez de control respectivo debe definir si la detención se hizo de manera legal y en su caso emitir una sentencia, “no tiene por qué politizarse la agresión a una mujer, ora no más faltaba”.
Sin embargo, se debe recordar que el exsecretario de Gobierno no está detenido por la presunto agresión a su exesposa, sino por el delito de ultrajes a la autoridad.
Insistió en que se debería cuestionar el exfiscal Jorge Winckler por qué ignoró esa presunta agresión si fue noticia criminal.
Respecto de que es excesiva la medida de detención preventiva, respondió que no tiene conocimiento de ello, además afirmó que el penal de Amatlán no es de alta seguridad porque no es federal.
“Que digan si están defendiendo a un presunto agresor de mujeres, que digan si les vale que haya agredido supuestamente a su esposa y que ahora lo defienden, que lo digan así de claro. Está todavía la presunción de inocencia”, expresó.
El Mandatario aseguró que el perredista no está sentenciado, se le inició un proceso penal, pero recalcó que el delito ya existía y “no tiene nada que ver con la reforma que nosotros pusimos”.
Sostuvo que la medida va dirigida a delincuentes que usan armas en contra de policías y lo que se modificó es la penalidad.
En ese sentido, afirmó que las manifestaciones son pacíficas, pero no explicó por qué se le detuvo al representante de los concesionarios de los centros de verificación, Mario Cazares Sort de Sanz, en todo caso deberá ser un juez el que determine su situación.
Finalmente, afirmó que debido al anterior cargo del perredista ahora recluso en el penal de Amatlán, que resguardar a internos de alta peligrosidad, instruyó al secretario Hugo Gutiérrez Maldonado, se cuiden los derechos de Rogelio “N”.
“Y que sí tuviera una atención especial por el cargo que ocupó. Está protegido al interior y estamos muy atentos de su seguridad al interior, cuidando sus derechos. Si es importante tomar en cuenta su cargo y se hizo un planteamiento especial en su custodia”, aseguró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *