MAREA ROJA.

MAREA ROJA.

MAREA ROJA.
POR J.J. CASTILLO.
9 DE MAYO DE 2021
GUSTAVO SOUZA BUENA OPCION

El abogado y notario público, Gustavo Sousa Escamilla veracruzano por nacimiento desde muy joven se ha distinguido por ser una persona seria, mesurada, atenta, educada y lo más primordial, honesta, lo que le ha valido contar con una gran cantidad de amigos, porque dentro de esa seriedad guarda el espíritu bullanguero que lleva dentro el nativo del puerto jarocho.
Sousa Escamilla, en su vida profesional ha ocupado importantes cargos en el quehacer público y privado, dejando siempre una estela de buen servicio tanto para sus subordinados como para sociedad que ha acudido a la prestación de sus servicios profesionales.
Gustavo Sousa Escamilla, por el hecho de ser nativo del puerto de Veracruz siempre se ha mantenido atento a todo lo que acontece en el puerto jarocho y como todo buen veracruzano ve con tristeza lo que propios y extraños también perciben, de que el slogan de sólo Veracruz es bello ha desaparecido por las ruinas en que se encuentra al que también le endilgaban el primer puerto de América.
Efectivamente, ahora el puerto de Veracruz luce abandonado, sucio e inseguro, pero eso sí, las instancias encargadas de procurar justicia agravian a la población sin importar que sea visitante.
Ante la apatía de las administraciones municipales, de no siquiera pretender levantar al gigante turístico como lo era el puerto de Veracruz, que producía infinidad de empleos y éstos a su vez reactivaban la economía del municipio, Gustavo Sousa Escamilla acepta la invitación del nuevo partido Fuerza por México, instituto político que se ha dedicado a buscar a verdaderos personajes que cuenten con valores para que contiendan en la lucha electoral del próximo 6 de junio,
Sousa Escamilla decide aceptar la invitación de Fuerza por México, en busca de la alcaldía del municipio de Veracruz para que, si el voto lo favorece en el próximo proceso electoral, seguramente el puerto de Veracruz volverá a ser el de, solo Veracruz es bello.
Ya es tiempo de que a Veracruz puerto llegue una administración municipal quiera y ame ese pedacito de tierra que en otras épocas era el orgullo del estado, por la atracción de que era objeto. Hoy está en ruinas su centro histórico, está en paupérrimas condiciones, sus legendarios callejones invadidos por el comercio informal en el día y por las noches por malandrines y teporochos.
Ya es tiempo de que un ciudadano nativo del puerto jarocho tome las riendas municipales y haga de Veracruz un emporio turístico.
Gran parte de la población miraban con placer la designación del ingeniero Oliver Olmos Cabrera como candidato a la alcaldía del municipio abanderado por el partido naranja Movimiento Ciudadano, que de haber llegado a ser alcalde se resolverían los graves problemas por la que atraviesa Veracruz puerto, mas no fue así, los intereses políticos provocaron que lo desbancaran, ya que por su intensa labor de luchador social no podían permitir ciertos personajes que Olmos Cabrera se sentara en la silla más importante del municipio de Veracruz.
Ahora con Gustavo Sousa Escamilla, abanderado por Fuerza por México es la oportunidad de los habitantes de este sufrido municipio de salir del ostracismo en que lo han sumergido las autoridades municipales las últimas cuatro administraciones

Escribime andromeda-13@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *