Las encuestas ya no definen el triunfo de nadie

Las encuestas ya no definen el triunfo de nadie

-Encuestas que circulan por redes sociales sólo son propaganda

-Ciudadanos deben analizar muy bien su voto o puede haber más abstencionismo que en elección de Fox

Ángeles González Ceballos
Xalapa, Ver

Hoy la publicación de encuestas en una sociedad como la que vivimos tan polarizada, lo que se tiene que medir son los “humores”; es decir, se tiene que medir si alguien es feliz, si está a gusto con su empleo, con su situación económica, entre otros, de manera que no se podría creer ni definir una elección con la publicación de encuestas en donde se posiciona a un candidato mucho más que a otro a estas alturas del proceso electoral.

Así lo comentó el especialista en temas electorales, el doctor Eduardo de la Torre Jaramillo, consultor y abogado que ha participado en diversos procesos electorales en Veracruz y otras entidades del país, ello en respuesta a la publicación de algunos estudios de opinión en los que se cuestiona la intención de voto en diversos cargos.

Uno de estos es la reciente encuesta que se publicó en redes sociales en donde el precandidato de la alianza “Veracruz Va” a la alcaldía de Xalapa, David Velasco Chedraui, es posicionado como cercano al senador Ricardo Ahued Bardahuil; sin embargo, el especialista aseveró que el Organismo Público Local Electoral (OPLE) es quien deberá revisar la metodología y publicaciones de las encuestas, de suerte que todo lo que circula en redes sociales “es propaganda”.

“Lo que tú has visto en Facebook, en WhatsApp desde mi punto de vista es propaganda. No son encuestas serias, con una metodología rígida y sobre todo, por el tema de la pandemia, eso hace más débil a las encuestas”, expresó.

Y es que además se debe mencionar que existen señalamientos en el sentido de que este tipo de encuestas, tan temprano en la contienda electoral, están más enfocadas en lograr incluso adeptos financieros que puedan apoyar las campañas de quienes buscan un cargo de elección popular.

Eduardo De la Torre resaltó que la única encuesta seria en este momento es la que hace la Universidad Veracruzana, a través de su laboratorio LANIA.

Resaltó que hoy las encuestas no pueden ser cara a cara por la pandemia, sino que tienen que ser por teléfono, es ahí donde baja la calidad de las mismas, porque además hay una gran diferencia porcentual entre los que tienen teléfono fijo y los que tienen teléfono móvil, que va por ahí de los 10 o 12 millones en todo el país.

Refirió la encuestas realizadas por Alejandro Moreno, quien pública en medios como Reforma o El Financiero, que a lo largo de muchos años se ha ido actualizando en esta materia y recordó que en el 2000 él definía que el votante mexicano era conservador, es decir, sólo votaba por el PRI o el PAN, no votaba por la izquierda.

Aseveró que el problema metodológico que se ha observado en los últimos cinco o seis años en las elecciones de Estados Unidos, en el Brexit, en Colombia, es porque las encuestas fallaron y eso es porque las encuestas se han convertido en un instrumento de propaganda, es decir, quien paga sale arriba en la encuesta.

Agregó que Moreno por ejemplo también ha analizado el segmento del feminismo mexicano y calcula que ese voto será entre 8 y 12 por ciento.

De la Torre Jaramillo opinó que los ciudadanos tendrán que analizar bien su voto porque además se prevé que el fenómeno del abstencionismo sea más elevado en este 2021.

Por su parte, el investigador de la Universidad Veracruzana, Rafael Arias Hernández expresó que si bien las tendencias en las encuestas son generales y buscan generar la idea de que un partido o candidato está mejor posicionado “no engañan” a la población porque la gente sabe la imagen que cada uno tiene.

“Entre los vecinos, los amigos, los compañeros lo que se dice es que no es una elección entre gitanos para leerse las manos. Lo que viene para Veracruz, además de las diputaciones, son los responsables o irresponsables de atender las necesidades locales inmediatas”, expresó.

Por lo que consideró que en lugar de andar publicando encuestas, se pongan a trabajar y a hacer propuestas realistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *