Fortín, en rezago por mal manejo de recursos financieros y despilfarro en salarios

Fortín, en rezago por mal manejo de recursos financieros y despilfarro en salarios

Fortín, en rezago por mal manejo de recursos financieros y despilfarro en salarios de trabajadores de confianza

Fortín, Ver. – El mal manejo de los recursos financieros en la comuna que preside el panista Antonio Mansur Oviedo ha hecho que Fortín sea uno de los municipios con mayor rezago en servicios públicos e infraestructura en el estado de Veracruz.

El alcalde prometía avances y desarrollo para sus habitantes, pero no cumplió, porque a excepción del primer cuadro de la ciudad, Fortín no tiene nada que ofrecer.

Hoy Antonio Mansur quiere justificar la falta de acciones y obra pública al atraso de las participaciones estatales por nueve millones de pesos, cuando el municipio está en abandono desde que comenzó su administración y de las que le antecedieron.

Además de pretender lucirse al anunciar a los cuatro vientos la remodelación del parque “Venustiano Carranza”, lo cual no es una prioridad para los fortinenses, cuando hay infinidad de necesidades en las siete congregaciones que componen el municipio, tales como drenaje, agua, alumbrado público, calles, entre otros servicios.

Como si fuera una gracia, comunicó que se aplicaría una “contención” salarial, que para él será del 50 por ciento y para la síndica del 35 por ciento.

Asimismo, para directores y algunos coordinadores, será del 25 y 20 por ciento, respectivamente. Esto lo tuvo que hacer desde el inicio de su administración, porque en su nómina de trabajadores de confianza es donde se invierten millones de pesos al año.

Vergüenza debería darle a Mansur Oviedo afanarse con tal declaración, cuando en el 2019 recibía un salario bruto mensual de 100 mil 461 pesos con 46 centavos, que con las retenciones correspondientes el monto neto aproximado quedó en 70 mil pesos, convirtiéndose en uno de los alcaldes veracruzanos mejor pagados.

Esto representa una burla para un gran porcentaje de trabajadores que apenas ganan el salario mínimo diario y profesionistas que con estudios de licenciatura y postgrado no alcanzan los 10 mil mensuales, peor aún, están desempleados.

Es tiempo de que Antonio Mansur rinda cuentas claras a sus gobernados y deje de justificar la falta de resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *