Explica analista que el repunte del crudo beneficia al fisco

Explica analista que el repunte del crudo beneficia al fisco

Ciudad de México. Las finanzas públicas del país se verán beneficiadas por el incremento en el precio internacional del petróleo, que al momento se ubica en torno a 65 dólares por barril, el más alto desde abril de 2019; no obstante, esta alza tendrá un impacto directo en el precio de la gasolina, hasta ahora contenido con un subsidio.

Con esta bonanza en los petroprecios, las finanzas públicas tendrán un mayor ingreso en dólares, lo que se traducirá en más pesos para financiar el gasto público, advirtió el experto en temas energéticos, Raúl Rocha Cantú.

El especialista explicó que, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por cada dólar que aumenta el precio del petróleo, el gobierno recibe ingresos adicionales por 14 mil millones de pesos, y aclaró que, por ejemplo, esta semana el barril (159 litros) de la mezcla mexicana se negoció en 62 dólares, es decir 20 dólares más que la referencia empleada para elaborar el presupuesto de este año.

Rocha Cantú indicó que bajo esta escalada de precios, los consumidores enfrentan mayores costos de la gasolina, “esto es así porque el país importa la mayor parte del combustible que consume y su precio, de acuerdo con la SHCP, se fija a partir de tres variables: el precio internacional del petróleo, el tipo de cambio (dado que es comprada en el exterior) y los costos de traslado de los centros de producción a los puntos de consumo, más el margen de ganancia de los participantes en la industria”, dijo.

De igual forma, el experto en el sector energético descartó que este año se vaya a presentar un incremento en el precio de la gasolina, ya que las autoridades de la Secretaría de Hacienda aportarán mayores estímulos para mantener el precio de la Magna en 20.50 pesos y la Premium y el diesel, en 21.50 pesos por litro en promedio, respectivamente, por lo que “los mayores recursos del exterior permitirán compensar los estímulos”, consideró.

Para el especialista, México importa alrededor de siete barriles de gasolinas de cada 10 que se consumen en el país, debido a la insuficiencia de capacidad de refinación, además de que los criterios generales de política económica para 2021 de la SHCP establecen que cada dólar que suba el precio del petróleo representa ingresos adicionales por 14 mil millones de pesos, equivalente a 0.06 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Rocha Cantú explicó que el aumento en el precio del crudo incrementa los ingresos por exportaciones, por arriba del incremento de los gastos por la importación de hidrocarburos para Pemex.

Además, concluyó el directivo de Latin America Energy Group S.A. de C.V, una depreciación del peso frente al dólar aumenta los ingresos, debido a que una proporción elevada de los mismos está asociada a las exportaciones de crudo, por ll que “los cálculos oficiales apuntan a que una depreciación de 10 centavos representan 3 mil 81 millones de pesos adicionales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *