Exige comunidad LGBTTTI revisión de carpetas, algunos han sido sentenciados por delitos menores

Exige comunidad LGBTTTI revisión de carpetas, algunos han sido sentenciados por delitos menores

El presidente de la Coalición Estatal LGBTTTI, Benjamín Callejas Hernández, manifestó que han solicitado al Tribunal Superior de Justicia del Estado, la revisión de las carpetas de investigación de algunos de los internos de esa comunidad, ya que algunos han sido sentenciados hasta por 30 años cuando cometieron delitos menores.
Afirmó que hace tres años se dio a conocer que el total de la población penitenciaria, de los 17 Centros de Reinserción Social (Ceresos), podía ser de alrededor de 6 mil internos.
De manera que solicitaron al extitular de la SSP, en la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, conocer el número de reos que pudieran pertenecer a esa comunidad para saber los delitos que cometieron y acompañarlos, toda vez que muchos son de escasos recursos.
En entrevista, durante la jornada de apoyo a internos del penal de Pacho Viejo, manifiestó que han pedido la revisión de esas carpetas de investigación y de los procesos al Tribunal Superior de Justicia para conocer por qué muchos han sido sentenciados a largas condenas.
Puntualizó que tan sólo en el penal de Pacho Viejo, en la celda F24 existen alrededor de 10 personas de la comunidad privadas de su libertad.
“En esa revisión jurídico-penal no sabemos cómo van las sentencias y se relaciona porque muchas personas de la comunidad son de escasos recursos y se les asigna un abogado de oficio, pero van dejando los casos rezagados por falta de pago, lamentó.
Callejas Hernández cuestionó por qué ha habido exservidores públicos de las administraciones estatales que apenas si han estado unos días o meses o entran y salen de los penales, cuando algunos integrantes de ésta comunidad tienen sentencias de hasta 30 años.
“Qué es lo que está pasando con nuestra comunidad, está olvidada. Hay que revisar porque los han asociado al consumo de sustancias prohibidas, portación de drogas, algunas se las han sembrado cuando son las detenciones… algunos hasta de 30 años por encontrarles un carrujo de mariguana. No sé nos hace ni justo ni correcto”, señaló.
Reconoció que al recibir este tipo de sentencias algunos han caído en depresión y al ser portadores de VIH fallecen porque les ocurren enfermedades oportunistas y se vuelven más vulnerables por su estado anímico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *