Enchiladas mineras. Comida tradicional mexicana

Enchiladas mineras. Comida tradicional mexicana

Las enchiladas mineras son unas de las más famosas y que más nos gustan a lo mexicanos, junto con las enchiladas tamaulipecas, las enchiladas potosinas o las deliciosas enchiladas suizas creadas en un famoso restaurante del centro de la Ciudad de México, estas son unas de la cenas favoritas y más recurridas por turistas y nacionales.

Este platillo tiene su origen en el estado de Guanajuato, un estado en el centro del país en donde la minería ha sido desde tiempos de la colonia una de las actividades principales, y que es el sustento de 4 mil 500 familias con una aportación de entre el 2 y 3.5 % del Producto Interno Bruto (PIB), estatal.

Esta receta tiene sus orígenes en las primeras minas que se construyeron durante la epoca en que México formaba parte de la corona española, se dice que este era el plato preferido por la clase minera y las mujeres lo llevaban a sus maridos al terminar su jornada de trabajo.

Existe otras personas que adjudican su creación a una señora que comenzó a venderlas en las noches en la puerta de su casa e incluso aseguran que el relleno original de estas enchiladas eran frijoles refritos.

Esta sencilla receta la podrás hacer con los utensilios básicos de cualquier cocina, tan solo vas a necesitar utilizar una sartén antiadherente y una licuadora.

Fuentes | Larousse Cocina | Gobierno del Estado de Guanajuato |

Foto | Secretaría de Turismo |

Ingredientes

Para 4 personas

  • Tortillas de maíz 12
  • Chiles guajillos 12
  • Dientes de ajo 2
  • Comino en polvo una cucharadita
  • Orégano seco una cucharadita
  • Queso ranchero 400
  • Cebolla blanca 1
  • Lechuga orejona 1
  • Papas 2
  • Zanahoria 4

Cómo hacer enchiladas mineras

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total 35 m
  • Elaboración 35 m

Para la salsa

  • Licúa el comino, chiles guajillo, orégano y ajo con 1/4 de vaso de agua y cuela.
  • Fríe la salsa en una sartén con un poco de aceite o manteca.

Para las papas y la zanahoria

  • Corta las papas y las zanahorias en cuadritos pequeños, cuécelas en aceite hirviendo y reserva

Para el armado

  • Fríe las tortillas en aceite muy caliente por unos segundos.
  • Pásalas por la salsa.
  • Colócalas en el plato, rellena con queso y cebolla picada y enróllalas como taco.
  • Adórnalas con las verduras fritas, la lechuga picada y el queso rallado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *