El viacrucis de las familias por conseguir un tanque de oxígeno

El viacrucis de las familias por conseguir un tanque de oxígeno

Si bien es cierto, los precios de la renta o venta de los tanques de oxígeno se han elevado de manera exponencial, de hasta 29 mil pesos a la semana, mientras otros acaparan el producto para aprovechar la oportunidad, al final lo peor es que hay un gran desabasto.
Al hacer un sondeo en los lugares donde regularmente se venden o se rentan tanques de oxígeno, la respuesta es “están agotados” o “se los acaban de llevar”, lo que incrementa aún más la angustia de los familiares de pacientes no tan sólo los enfermos de Covid-19, sino todos aquellos que tienen otro tipo de padecimientos.
Desde hace algunas semanas, en Xalapa se viene registrando el desabasto del producto, frente a una situación de más de 3 mil 500 casos positivos, más de 530 decesos y 700 sospechosos.
En la capital del Estado la gran mayoría de los hospitales son regionales, por lo que la atención es a pacientes de municipios cercanos y es por ello que los reportes de la gente es que han sobrepasado su capacidad, aunque la autoridad lo niegue, en las redes sociales sobran los vídeos.
La desconfianza de la gente para acudir a un hospital, así como la falta de recursos económicos hace muchas veces que busquen atenderse desde casa, incluso por recomendación médica si no tienen síntomas tan fuertes, pero en algunos casos se hace necesario el oxígeno y entonces comienza un viacrucis para poder conseguirlo o rellenarlo en el caso de aquellos que tengan su tanque.
En redes sociales se ha publicado una lista con números y lugares para solicitar el oxígeno, pero en cada llamada o cuando se llega al sitio, la respuesta sigue siendo la misma: están agotados o se los acaban de llevar.
Quienes logran rentar un tanque, los costos van desde los 5 mil, hasta los 18 mil pesos a la semana, en tanto que los concertadores de oxígeno pueden llegar a los 29 mil pesos o más, en caso de localizarlos, pero en Puebla o la Ciudad de México.
Muchas familias desesperadas han empeñado sus objetos de valor, sin embargo, hay otras que no cuentan con los recursos para rentar o comprar el tanque o el concentrador de oxígeno. 
Lamentablemente las cifras de contagios siguen en aumento, incluso el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, reconoció hace unos días que Veracruz podría retroceder nuevamente al semáforo epidemiológico rojo debido al crecimiento de contagios y al crecimiento de ocupación hospitalaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *