El hambre no se calma con abrazos; en Córdoba pérdida de empleos puede traer inseguridad

El hambre no se calma con abrazos; en Córdoba pérdida de empleos puede traer inseguridad

El presidente de la Canacintra en Córdoba, Juan Castillo, detalló que se han perdido más de 2 mil 300 empleos en la zona a consecuencia de los cierres en negocios por la pandemia y advirtió que la falta de dinero puede volverse un problema de seguridad. 

Expuso que el 95 por ciento de esas personas que perdieron su trabajo cobraban cada ocho días.

“Esta gente ya está empezando a tener problemas de liquidez. El problema que nosotros vemos es que teníamos una economía que ya venía lastimada por la falta de confianza, de certidumbre y con éste tema de que se tiene que detener la producción, es imposible que las empresas estén haciendo erogaciones sin tener los ingresos correspondientes”, señaló. 

Comentó que han tenido coordinación con las autoridades policías y básicamente han querido responder con lo que tienen a la mano, pero advirtió que la falta de dinero se volverá un problema social y eventualmente un problema de seguridad. 

“Nosotros vemos que este tema económico se va a volver un problema social y aparejado se va a volver un problema de seguridad porque la gente necesita tener ingresos porque el hambre no se calma con bienestar, con abrazos, es una necesidad básica”, advirtió. 

Aunado a ello, Juan Castillo recordó que la mayor parte de los productos de la zona se van hacia el Altiplano, sin embargo, para ellos es necesario transitar por “la carretera más peligrosa de la república”, es decir, las Cumbres de Maltrata, por ello, pidieron a los legisladores federales su intervención y lograron que las autoridades llevaran a cabo un operativo que “comienza a dar resultados”. 

Sin embargo, los compradores advertían que el riesgo de sacar las mercancías era perder el 50 por ciento o todo el producto, por lo que les respondían que aunque se hacen productos de calidad, optaban por otras opciones más seguras, lo cual les está pegando en su economía. 

“Esperemos que esto continúe (el operativo) y deje de tenerse esa percepción de toda la República de que vivimos en una zona totalmente peligrosa y no es que no sea cierto, sino que ahora sí comencemos a tener resultados de los encargados de proveernos de la seguridad”, pidió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *