Doña Dulce tiene 83 años y el IPAX la tiene laborando

Doña Dulce tiene 83 años y el IPAX la tiene laborando

El Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial para el Estado de Veracruz (IPAX) no ha permitido que la señora Dulce María Álvarez Sánchez, de 83 años de edad, permanezca en confinamiento con motivo de la pandemia.
En protesta este viernes en Plaza Lerdo, el abogado David Herrera González, explicó que la señora no ha dejado de trabajar durante todos estos meses, por ello piden que el Gobernador le dé ciertas prerrogativas para que esté a salvo.
Acompañada de algunos otros elementos, el abogado explicó que a pesar de su edad continúa laborando porque en el 2005 su hijo falleció y el comisionado en turno le dio esa plaza, para entonces ya tenía 68 años de edad.
“Ella solicitó al IPAX la reducción de su horario de trabajo. Ella dijo: yo no quiero dejar de trabajar si no, no me pagan, quiero trabajar, pero trabajar menos. Se lo negaron”, señaló.
Consideró que por lo menos durante la pandemia le deberían permitir resguardarse, toda vez que es parte de los grupos más vulnerables al contagio por Covid-19.
“Tengo 83 años, me faltan 10 años para jubilarme para que sean 25 (años de servicio) y me den la pensión. Tengo que ir a trabajar, son 60 diarios de taxi y me pagan mil 600 a la quincena, más aparte pago renta, luz y agua y no quiero perder el ISSSTE porque tengo que tomar medicamentos, porque me baja la presión. Entro a las 8:30 y salgo a las 6, pedí salir a las 5 y no me dejan. Vivo sola”, comentó.
El abogado estimó que son entre 15 y 20 los trabajadores a los que se les han violado sus derechos laborales, por ejemplo, al señor Elías Jair Martínez lo cambiaron de adscripción de Cardel a Pánuco, sin motivo, por lo que interpuso un amparo para evitar ser removido y a más de un año de haberlo ganado, la autoridad no ha acatado la resolución y sigue sin trabajar y sin cobrar.
“El cambio de adscripción es una forma de despedirlos disfrazadamente porque los mandan de polo a polo del Estado y no se van, por lo que pierden su antigüedad de 10, 12 años”, criticó el litigante.
Por su parte, el señor Elías Jair Martínez, comentó que hace exactamente un año lo cambiaron de adscripción a Pánuco, sin embargo, no le convenía porque no le estaban dando viáticos, ni todas las prestaciones de ley.
Por ello, interpuso una demanda de amparo que ganó el 24 de febrero pasado, sin embargo, el funcionario se niega a acatar la resolución federal.
El comisionado Héctor Manuel Rivero Hernández, le dijo que no sería reinstalado porque se ha quejado reiteradamente a través de las redes sociales.
Además, su esposa también fue despedida a pesar de estar embarazada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *