Atardecer en la laguna de Catemaco

Atardecer en la laguna de Catemaco

La laguna de Catemaco tiene una extensión de once kilómetros de ancho por ocho de largo, y está rodeada de tupida vegetación. En este lago se encuentran cuatro islas, como la de Tanaxpillo, también llamada la de los monos, porque e ella existe desde 1979 una colonia de macacos rabones traídos de Tailandia, los cuales han desarrollado la habilidad para nadar. El lago de Catemaco está situado en el macizo volcánico de Los Tuxtlas, en el extremo sur oriental del estado de Veracruz.

De la ciudad de México se llega primero al Puerto de Veracruz por la carretera federal 150; se sigue por la carretera federal 180 hasta llegar a la ciudad de Catemaco. La laguna de Catemaco es el tercer lago en extensión de México; está ubicado enfrente de la ciudad de Catemaco, en el estado de Veracruz. Pese al nombre de laguna, es en realidad un lago formado por erupciones volcanicas y alimentado por las lluvias torrenciales, propias del clima de bosque tropical que lo rodea, así como por el río Cuezalapan.

La laguna de Catemaco, es un destino turístico de elección para los visitantes mexicanos y en los últimos años, ha comenzado a atraer también la atención del turismo internacional por sus aguas tranquilas aunque algo turbias; así como por la notable biodiversidad de la región.

La laguna de Catemaco bordea a la reserva de la biósfera de Los Tuxtlas por decreto del gobierno federal de México. La laguna posee varias islas interiores, tales como la isla de los Monos, la isla Agaltepec, y la isla de las Garzas.

Catemaco además es conocido por ser cuna de hechiceros, por lo que además de practicar deportes acuáticos y gozar el contacto con la naturaleza, puedes aprovechas para darte una limpia y conocer que es lo que te depara el futuro.

Si disfrutas las caminatas puedes ir a visitar algunos cultivos de café y de tabaco y de paso disfrutar de la exuberante vegetación de la región. Sin embargo, te recomendamos llevar un impermeable y calzado adecuado, ya que llueve la mayor parte del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *