Alaba rectora de la UV administración “honesta, eficiente y con voluntad política” de Cuitláhuac

Alaba rectora de la UV administración “honesta, eficiente y con voluntad política” de Cuitláhuac

La rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, alabó la administración “honesta, eficiente y con voluntad política” como es la de Cuitláhuac García Jiménez, por pagar el adeudo de 2 mil 4 millones de pesos que la institución de educación superior arrastra con el Servicio de Administración Tributaria (SAT). 

“Lo informamos desde que inició el adeudo al SAT, que era porque no habíamos recibido nuestros recursos oportunamente. Esto era parte de la corrupción de un gobierno que no nos dio los recursos que no nos correspondía y hoy por este gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, del secretario Lima Franco, el gobierno del Estado, significan un paso sólido, muy certero, en los avances de la consolidación de la Universidad Veracruzana”, subrayó.

Por ello, agregó que estaban de “plácemes”, toda vez que es muy importante para la Universidad Veracruzana consolidar su situación financiera para seguir consolidando las actividades académicas, que es su función sustantiva.

En entrevista, luego de que el secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco, hiciera el compromiso de pagar en cuatro meses la deuda de la Casa de Estudios, por 2 mil 4 millones de pesos, recordó que debido a los adeudos de Javier Duarte, denunció el quebranto financiero que vivía la Universidad. 

“Esto, afortunadamente no significó detener las actividades de la Universidad, hay universidades hermanas que con insuficiencia presupuestaria, ha significado detener su actividad, en el caso de la Universidad Veracruzana seguimos trabajando y cumpliendo con nuestras funciones administrativas”, sostuvo.

Recordó que fue durante la administración de Javier Duarte cuando no le llegaron a la Casa de Estudios los recursos de manera oportuna. 

Ladrón de Guevara sostuvo que ésta es la única deuda que la Casa de Estudios tiene, no adeuda al IPE, al IMSS, a proveedores, ni constructores, han podido cumplir con sus compromisos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *