Abogado Tomás Mundo tramita amparo contra desalojo de doña Luchita

Abogado Tomás Mundo tramita amparo contra desalojo de doña Luchita

El juzgado federal número 17, admitió la demanda de amparo en contra del desalojo de la señora Luz María Landeros Becerra, informó el abogado penalista Tomás Mundo Arriasa, quien lamentó que se haya tratado a doña Luchita como a una delincuente.
El representante legal de Doña Luchita indicó que espera que mañana miércoles se le otorgue el acuerdo sobre la suspensión, ello luego de que la mañana de este martes elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, ejecutaran el desalojo.
“Con esto doña Luchita podría regresar a su vivienda. Estamos invocando, entre otras cosas, las leyes que la amparan y la fundamental para ella que acaba de ser aprobada en noviembre pasado, si mal no recuerdo, por la Convención Interamericana sobre los Derechos Humanos de las Personas Mayores, que, en el artículo 31, segundo párrafo, habla de todas las autoridades judiciales, cuando hagan este tipo de situaciones, deben guardar la debida diligencia, que no lo hicieron”, señaló.
Explicó que no se guardó la debida diligencia porque se trata de una señora de 88 años, con la presión alta, que tuvo que ser llevada a un hospital, es decir, “la trataron como si se tratara de cualquier delincuente”.
El abogado especialista en juicios orales, sostuvo que están preparando las denuncias penales respectivas por el exceso del efecto en el cumplimiento de la sentencia contra algunos funcionarios.
“Estamos listos para presentar denuncia contra el juez original que ordenó el desalojo, que no cumplía los requisitos para ser juez. La batalla legal todavía continúa”, aseveró.
Mundo Arriasa sostuvo que lo que se debió ejecutar fue un desalojo por 34.5 centímetros y no 34 metros.
Entrevistado en relación a las agresiones contra una de las hijas de doña Luchita y su nieto, dijo que parte de lo que no se cuido en la diligencia, de manera que en este momento no procederían contra la Secretaría de Seguridad Pública, en este momento lo importante es el amparo y la denuncia contra el primer juez que conoció el caso y ordenó el desalojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *