Una vez más se lanza Yunes contra la prensa local

 

XALAPA, Ver. (apro).-En Veracruz Puerto, en un evento de salud, presumió que hoy hay un gobierno que fomenta la inversión, es transparente, combate la corrupción y hace obras.

Sin embargo, en Xalapa, durante la apertura del ciclo escolar 2017-2018, el funcionario aseguró que a la prensa le cuesta trabajo reconocer esos cambios, porque hoy no hay convenios publicitarios como en el pasado con Javier Duarte.

“Hemos cambiado, Veracruz ha cambiado para beneficio de todos, yo sé que hay algunos (medios) a los que les cuesta reconocerlo, les cuesta mucho trabajo… porque no tenemos convenios y no vamos a tener, esa es la realidad”, sostuvo.

 

Como en otras ocasiones, Yunes Linares fustigó que la prensa no lea ni hable de las acciones positivas de su gobierno y que, por el contrario, continúe centrándose en otro tipo de cuestiones, en clara alusión a las críticas por la inseguridad, secuestros, extorsiones y el alto número de ejecutados.

En Veracruz, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), han ocurrido 12 mil 835 robos, sin contar los de julio, cuya actualización no la ha realizado el gobierno federal.

De la misma manera, el SESNSP marcó en siete meses, mil 445 homicidios y 105 secuestros, siendo una de las tasas más altas a escala nacional.

Al igual que su jefe, el secretario de Seguridad Pública, Jaime Tellez Marie, encaró a reporteros del norte de la entidad quienes lo cuestionaban sobre “cosas negativas”.

Visiblemente irritado, el funcionario recriminó que los periodistas siempre buscan hablar de “lo negativo” y se quejó de que dejan en segundo término los logros del gobierno y el desmantelamiento de grupos delictivos.

Negado a las entrevistas, desde su cuenta de Twitter, el fiscal general del estado Jorge Winckler Ortiz también ha adoptado ese discurso de que la prensa de Veracruz no es objetiva y “miente”, por las diversas críticas sobre los nulos resultados en detención de homicidas.

Recientemente, publicitó que había decidido ponerse a dieta, lo que le valió una lluvia de críticas de diversos medios locales sobre sus prioridades en la administración de justicia.

Incluso, una cibernauta le escribió una misiva en donde le pedía irse a vivir a la casa de una familia con hijos desaparecidos o con algún familiar asesinado, para poder adelgazar sin necesidad de recurrir a un rígido programa nutricional.

 

Información adicional