RUSS GIRLING DE TRANSCANADA…EL MISMO CAMINO QUE ODEBRECHT

Vivir en el Golfo

Por Rodolfo Herrera

RUSS GIRLING DE TRANSCANADA…EL MISMO CAMINO QUE ODEBRECHT

     Para pueblos indígenas, pescadores y ambientalistas mexicanos, la demanda de amparo es el único camino para que la empresa extranjera “Transcanada” presidida por Russ Girling y representada en México por Gustavo Blejer, encargada del gasoducto Texas-Tuxpan y Tuxpan-Tula, cumpla con las afectaciones que está causando en nuestro país, ante la tibieza de autoridades nacionales por someterlos al orden.

 

     Y es que parece que la compañía con sede central en Calgary  Canadá donde opera el presidente en jefe Russ Girling, desconoce cualquier tipo de diálogo con grupos en México y solo reacciona a demandas judiciales que han logrado frenar el tendido de tubería, tanto en Tamaulipas y apenas este mes en el estado de Hidalgo, quedando pendiente por resolver en Veracruz donde los ejecutivos de Gustavo Blejer desdeñan la negociación y solo obedecen a demandas de amparo.

    Mire usted, en Tampico TransCanada no escuchó los llamados al diálogo que hicieron pescadores que se sintieron afectados con la instalación del gasoducto, que arrancó el 19 de mayo de 2017 con una inversión de 2 mil 200 millones de dólares.

   Por ello los pescadores tampiqueños de la “Cooperativa Mar Oceano” encabezados por su dirigente Enrique Cabriales Contreras documentaron las afectaciones que está causando la instalación submarina de tubo de 36 pulgadas, por lo que el 30 de octubre de 2017 la juez Décimo tercero de distrito, Nancy Juárez Salas, ordenó la suspensión provisional, de acuerdo con la resolución al amparo promovido por pescadores de Tamaulipas y la obra fue detenida momentáneamente , obligando a TransCanada a sentarse a negociar con resultado favorable para los trabajadores del mar.

    Con respecto al proyecto Tuxpan-Tula, que consiste en llevar gas natural desde la costa de Veracruz hasta Hidalgo y de ahí distribuirlo en la zona central del país para la Comisión Federal de Electricidad, los últimos 19 kilómetros de construcción de la obra de 263 kilómetros de tubería, se encuentran detenidos por el amparo conseguido por las comunidades indígenas de Pahuatlán y Tlacuilotepec Puebla.

     Esto, porque el Juzgado Tercero Distrito en Materia Civil con sede en Puebla, ordenó la suspensión de la Manifestación de Impacto Ambiental y de la Evaluación de Impacto Social de dicha obra, así como del proceso de consulta que debía realizar la Secretaría de Energía entre los pobladores de la localidad de San Pablito para respaldar el paso del gasoducto.

      De la misma forma, el Juzgado Segundo de Distrito concedió la suspensión a favor de pobladores de Coatepec.

     Para el Estado de Veracruz la situación ha sido diferente, pues TransCanada ha desechado el llamado al diálogo de Pablo Ernesto Zamora y Ángel Díaz, líderes de 10 mil pescadores de las cooperativas de Tuxpan, Tamiahua, Cabo Rojo y Tampico alto, quienes han documentado el impacto ambiental y social que les ha causado TransCanada.

    La postura de TransCanada ha sido clara, la de acusar que ha cumplido con todos los requisitos ambientales aunque no haya sido cierto, cuando se tienen mediciones de expertos que dicen que no son válidas esos resultados por no contar con rigor metodológico para comprobarlo.

    Los pescadores Veracruzanos, solicitaron a la Secretaría de Gobierno del Estado de Veracruz su intervención, tal y como lo hicieron autoridades estatales de Hidalgo, Puebla y Tampico, que han logrado sentar en la mesa de negociaciones a TransCanada.

     El ejecutivo de TransCanada Gustavo Blejer, está a punto de ser denunciado por delitos ambientales en base a la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental, debido a que al través de relacionarse con políticos mexicanos y contratar consultoras sin experiencia, ha intentado quedar bien con la empresa en Calgary tratando de ahorrarle dinero, cuando el resultado es que ha tenido que ceder al través de la vía judicial, lo que indudablemente está a punto de repetirse una vez más con la demanda que ya preparan pescadores veracruzanos.

ODEBRECHT, BRITISH PETROLEUM Y TRANSCANADA

     Tal parece que en este sexenio ha sido una constante la llegada de compañías extranjeras a las que se les abre la puerta en México para recibir pésimos resultados, tal es el caso de Odebrecht con demandas en toda la república, British Petroleum se instala en la industria nacional a pesar de causar millonarias afectaciones ambientales en el Golfo de México y ahora TransCanada, que camina con interrupciones por demandas de afectación ambiental en contra de comunidades donde se está instalando el gaseoducto Texas-Tuxpan y Tuxpan-Tula.

     ¿En qué otro país se le recibe con los brazos abiertos a tan malas compañías? La verdad que parece que esto solo ocurre en México.

Comentarios a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Información adicional