UN BARCO LLAMADO “MORENA”

Vivir en el Golfo

Por Rodolfo Herrera

     Si la las señales que está dando la clase política nacional es de cambio, entonces todo va encaminado a fortalecer la figura del “Peje” como próximo presidente de la república amorosa y entonces, se volverá a repetir el mismo fenómeno que con Fox en el 2000, habrá nuevos colores, pero los roedores habrán saltado de un barco a otro.

 

     Que equivocado estuvo el vaquetón de la izquierda cuando dijo que “Morena recibiría a panistas y priistas, pero solo para llegar a limpiar y barrer las oficinas”, porque en la realidad, la arribazón de militantes de otros partidos ya es imparable.

     Y es que de la noche a la mañana dejamos de escuchar las quejas contra “la mafia del Poder”, los señalamientos hacia los corruptos e incluso, las críticas contra el avión presidencial que no tenía ni Obama.

    Es decir, parece que no importa que nos lleven al despeñadero porque en la república amorosa caben todos, delincuentes, corruptos, sacrificados de otros partidos, funcionarios bajo sospecha, todos están alcanzando el perdón.

     Entonces la morena nos está saliendo más que libertina, porque en el afán de perdonar, todos los señalados están brincando al barco del cambio y no se están sentando en las bancas de hasta atrás, sino que ocupan los mejores lugares.

     O seas que ya no es importante que puedan postular una vaca o un burro, porque de todos modos tienen cabida en el nuevo proyecto de nación y nos vamos a quedar esperando “la rebelión de la granja”, porque los cochinos, cerdos, marranos, puercos se van a quedar para administrarla.

     Es decir, en la nueva retórica, los de la mafia del poder ya no están nerviosos, ya no están entregando despensas ni frijol con gorgojo, tampoco tarjetas, pollos, patos, chivos, borregos, o sea, nos van a decir que sí, pero a la hora de la hora “Toma tu cambio”, jajaja.”

    Entonces estaremos repitiendo el mismo cambio que vivimos con Vicente Fox en el 2000, en la época de las tepocatas, alimañas y víboras prietas, los pancratos se subieron a la alternancia pero el vaquero enamorado dejó que los priistas siguieran operando en el país, incrustados en las instituciones.

     Ricardo Anaya por su parte, el candidato que va en segundo lugar en las preferencias, nada más ve como se le tambalea la nave a punto de pantoque y su tripulación está saltando al barco de la esperanza de México.

    Pero lo peor, el cuerpo de oficiales y marinería que aún le quedan, siguen junto con él a la deriva, pero están tomando posiciones para el motín a bordo al grito de “tierra a la vista”.

     Ricardo Anaya parece haber abandonado el plan “B” y de manera tardía emprende una andanada de gritos y sombrerazos contra los inquilinos de Los Pinos, pasando de ser el más eficiente adulador de los priistas destacados a crítico improvisado, como lo hizo con Meade a quien elogió en la Cámara de Diputados.

    Ahí, el joven maravilla le dijo a Meade en su cara y ante los 500 aplaudidores del congreso, que “Meade es un  mexicano del que nos sentimos profundamente orgullosos, es de los poquísimos mexicanos que han ocupado tres Secretarías de estado, el único habiendo participado en dos gobiernos de distintos partidos políticos, no nos sorprende porque es una consecuencia de su preparación y de su solidez técnica, pero sobre todo una consecuencia natural de su verticalidad y de su extraordinaria calidad humana”.

    Y ahora, Anaya quiere que olvidemos que se bajó los pantalones y que no recordemos eso que dijo de Meade, porque ahora resulta que el hombre de la verticalidad y extraordinaria calidad humana no nos conviene.

     La clase política está abandonando un barco antes de que se hunda, pero está brincando al otro que parece que puede alcanzar puerto, así que la esperanza de justicia tendrá que esperar, porque parece que los políticos van a estar a salvo en tierra firme.

DIPUTADOS EN CAMPAÑA

     En lo que va del periodo legislativo, nos quedamos esperando ver las grandes reformas en el congreso de Veracruz, pero ahora los diputados locales andan en campaña con la esperanza de repetir en el cargo, ahora andan en recorridos y reuniones con empresarios preocupados por Veracruz, ahorita son capaces de abanderar causas o de plano brincar la cuerda para que los vean, aunque es muy posible que algunos de ellos tengan que abandonar el confort de la curul.

Comentarios a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.