Celebran a la Virgen de Guadalupe 

 JA2_5072

EL DÍA QUE TEMBLÓ LA TIERRA

Vivir en el Golfo

Por Rodolfo Herrera

     La mañana del 19 de septiembre, mientras los mexicanos participábamos en los simulacros recordando a las víctimas del sismo del 85, los regidores del ayuntamiento de Veracruz estaban levantando la mano para aprobar cambios al reglamento de Protección Civil de la ciudad, esto para dar más facultades para sancionar e imponer multas a comerciantes, en eso estaban cuando sobrevino el segundo sismo que marca la tragedia en la historia de este país.

 

     Y es obvio que en medio de la tragedia el ayuntamiento aprobaba cambios que no incluían aspectos técnicos, análisis, proyectos, estudios; tampoco incluyeron la participación de expertos en la materia, todo con el fin de prevenir, proteger, responder, reaccionar, nada de eso.

     El propio comunicado del ayuntamiento dijo: “El Cuerpo Edilicio encabezado por el Presidente Municipal, Ramón Poo Gil, aprobó en Sesión Ordinaria de Cabildo, el nuevo Reglamento de Protección Civil para el Municipio Libre de Veracruz, en el cual se autoriza al área de Protección Civil como figura jurídica con la capacidad de ejercer sanciones administrativas, en caso de existir infracciones al reglamento y de existir riesgo para las personas”, o sea, más atribuciones al personal municipal para imponer multas y recabar más dinero.

    O sea, estos ediles como en la película “La Ley de Herodes”, construyendo su propio reglamento, en eso estaban cuando un sismo de magnitud 7.1 sacudió a la zona centro del país, casi como una reacción a lo que se comete en nombre de la protección de los ciudadanos..

    De esa forma, se sacaron de la manga un reglamento de 167 artículos en 22 capítulos y básicamente para tener atribuciones para imponer requerimientos obligatorios para la apertura de nuevos negocios, que elementos de la Dirección de Protección Civil podrán revisar para entrar en funcionamiento, O sea la simplificación administrativa se la pasaron por el arco del triunfo, es decir, un requisito más para poder aperturar un negocio con un nuevo reglamento con fines recaudatorios.

     En ese respecto, Horacio Zarate Acevedo, presidente del Consejo Mexicano de Energía y Petroquímica y fundador del Sistema Nacional de Protección Civil a raíz del terremoto del 85, explicó que en esa materia, lo que es extremadamente necesario es contar con códigos y manuales de procedimiento afinados por expertos en la materia, no por improvisados sin instrucción superior ni cultura de la prevención, por lo que advirtió que las improvisaciones ponen en riesgo a la ciudadanía.

     Mientras en el municipio de Veracruz se inventan de todo antes de entregar tan malas cuentas al gobierno entrante, en todo el país continúan los trabajos de rescate y ayuda humanitaria, como es el caso del presidente del patronato del Hospital General de México, Ramón Neme, quien indicó que de igual forma que con el terremoto de 1985, se repite el mismo fenómeno social, es decir que la gente sale a las calles a aportar, ayudar, a participar en las labores de rescate, en la remoción de escombro, en la ayuda humanitaria y nuevamente, es la sociedad quien saca la cara por la sociedad.

     Mientras tanto, Veracruz continuó la aportación de ayuda por parte de la sociedad, el Presidente del Consejo Coordinador Empresarial José Manuel Urreta Ortega, criticó duramente la opacidad de los políticos, de los partidos, que una vez más quedan rebasados, que solo estorban y que son incapaces de renunciar a las cantidades millonarias que se van a repartir vía el INE para las próximas campañas políticas. O que es lo mismo, los políticos, sus gobernantes y sus partidos no van a cambiar y de no ser por la solidaridad social, los hermanos en desgracia estarían en abandono.

ACUERDAN EL OBSERVATORIO Y LA DIPUTADA LOBATO

     Dura tarea se echaron encima el presidente del Observatorio y Contraloría Ciudadana Hilario Arenas Cerdán y la diputada Cinthya Lobato Calderón, quienes firmaron un convenio para lograr que la legislatura del estado se convierta en la primera en el país que transparenta el uso y manejo de sus recursos, pero la verdad parece parte del programa “Difícil de Creer” que lleva el Sepúlveda, porque de los 50 diputados, solo 3 han presentado su declaración 3D3. O sea, que les vale madre que la gente no se entere de cuánto tienen y de dónde lo sacaron. Se me hace que el Hilario y la Lobato se van a quedar esperando.

Comentarios a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Información adicional