LA IMPRUDENCIA DE SARITA

Vivir en el Golfo

Por Rodolfo Herrera

     Mientras en el país se suspendieron clases en todos los niveles educativos debido a la contingencia por el sismo registrado ayer, la rectora de la Universidad veracruzana Sara Ladrón de Guevara retuvo a los alumnos en las aulas.

 

     Y no fueron pocos los casos de riesgos al alumnado registrados en el país, en la Ciudad de México un centro escolar colapsó y otros más resultaron con graves daños.

     Mire usted, incluso en el estado de Veracruz pudimos constatar el riesgo por el sismo de 7.1 grados en la escala de Richter registrado ayer, que provocó la muerte de más de 80 personas en el país.

     Fue el propio Presidente de la República Enrique Peña Nieto, quien luego de suspender una gira por el sur del país y nuevamente aterrizar en la Ciudad de México, realizó un sobrevuelo y constató la difícil situación por la que se encontraban algunas zonas de la capital y ordenó que se suspendieron las actividades en todos los niveles educativos.

     El gobernador del Estado por su parte, Miguel Ángel Yunes Linares, también informó a la ciudadanía la gravedad de la contingencia y ordenó que se suspendieron las clases en todos en todos los niveles .

     Debido a que muchos edificios son muy altos, viejos y de varios pisos, fue que todos los alumnos del país regresaron a sus hogares en tanto se atiende la emergencia.

     Pero no todos, los alumnos de la Universidad Veracruzana en todo el estado, se quedaron esperando la instrucción de la rectora Sara Ladrón de Guevara para suspender actividades y evacuar las instalaciones en las cinco regiones y así evitar accidentes.

     Para la reelegida rectora en circunstancias totalmente antidemocráticas, no hay autoridad encima de ella, ni siquiera en los momentos de mayor riesgo en el país.

     No fue suficiente el llamado del Presidente de la República para suspender las actividades en todos los niveles.

     Tampoco atendió la instrucción del gobernador del Estado, para que los estudiantes de Veracruz suspendieran tareas educativas y regresaran a sus casas a esperar el comunicado que indica que todo está bajo control.

      ¿Qué entenderá por autonomía Sara Ladrón de Guevara? ¿Será autónoma a la Universidad Veracruzana? ¿O será autónoma ella para tomar decisiones tan arbitrarias? ¿O será ese sentido de pertenencia que ya tiene con la UV? O más bien se tomó en serio el asunto del autogobierno.

     En medio de la catástrofe que mantuvo en vilo a los mexicanos en todo el país, padres de familia estuvieron constantemente preguntando en qué momento se suspendían las clases, pero eso Sarita no le importo y aún con la posibilidad de riesgo, tuvieron que permanecer en las aulas.

  Que pena.

 ¡ RAPIÑA !

     Por desgracia, como en todos los momentos de contingencia por los que ha atravesado este país, resurgen los buenos, los que ayudan, los que se solidarizan, los que cooperan, los que participan, los que dan todo sin pedir nada cambio, los generosos a los que la sociedad les quedamos en deuda por su buena voluntad; empero, también salen a relucir los oportunistas, los que asaltan, los que roban, los que cometen rapiña, los que salen al pillaje. Digo ya es justo que alguien los frene, porque mientras unos se dedican ayudar, otros aprovechan para toda clase de atrocidades y de eso, ya estamos hasta la madre.

Comentarios a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Información adicional