NADIE QUIERE QUE SE VAYAN

Vivir en el Golfo

Por Rodolfo Herrera

     El anuncio de que la policía naval se retira del patrullaje, cuidado y protección en las calles ha causado conmoción entre los veracruzanos, en el sector empresarial la petición es contundente, la marina no debe retirarse de Veracruz.

     Y es que fue el propio alcalde de Veracruz Ramón Poo Gil, quien informó que los elementos de la marina Armada de México comenzarán a salir paulatinamente para retirarse definitivamente en el 2018,

 

    Es decir, el próximo mes de noviembre saldrán los primeros 100 marinos y así comenzarán a regresar a sus cuarteles militares, por lo que será necesarias la contratación de 400 policías para la zona conurbada.

     Y para los ciudadanos en general, las preguntas surgen constantemente ¿Se van en el mejor momento? ¿Es confiable el desempeño de los policías estatales? ¿Existen suficientes elementos egresados de la academia de policía del estado? ¿La calidad de la instrucción que reciben es la óptima?

     Para los líderes empresariales en Veracruz, no es el mejor momento para que los elementos castrenses se vayan, sin que se sepa el motivo de su salida.

      En conferencia de prensa, el Coordinador regional de Concamin José Manuel Urreta Ortega, indicó que no están dadas las condiciones en materia de seguridad para que la policía naval deje de funcionar, no tan solo en el estado de Veracruz, sino a nivel país.

     Explicó que en ese sentido tanto en la armada de México como en el ejército mexicano, existe preocupación porque el actuar de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y los propios ciudadanos victimizan a los criminales y cambian la percepción del quehacer del policía.

     Resaltó que las cúpulas empresariales en la ciudad de México, harán todo lo posible por logar que la marina no se retire de las labores de vigilancia.

     Por su parte, el Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, la Coparmex, Juan José Sierra Álvarez, dijo reconocer el esfuerzo en materia de seguridad pero recalcó que hasta el momento es insuficiente, “seguimos insistiendo que sigue siendo la seguridad un pendiente y seguiremos pidiendo que se refuerce”, comentó el empresario que pedirán a las instancias gubernamentales que no permitan la salida de la Policía Naval.

     Asimismo, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio Jesús Muñoz de Cote Sampieri, pidió que se amplíe la presencia de la Policía Naval en las labores de vigilancia, al menos hasta que se consolide una policía metropolitana debidamente formada, capacitada y consolidada, pero en este momento no hay condiciones para prescindir de los elementos de la Armada de México.

     De la misma forma, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación en Xalapa, la Canacintra, en voz de su presidente Juan Manuel García González, dijo que el 115 de la constitución es muy claro y uno de los puntos es que la seguridad pública es un derecho de calidad humana.

    En el mismo sentido, Arturo Mattiello Canales, Presidente de la Asociación Nacional de Consejos de Participación Cívica, expresó que la policía naval no debe irse hasta que haya suficientes elementos debidamente capacitados, pero este no es el momento, por lo que debería quedarse al menos hasta el 2019.

     El Presidente del Colegio de abogados Francisco Ramírez Llaca, manifestó que el clamor ciudadano es que la Policía Naval se quede, porque llegó en un momento muy difícil para los veracruzanos, pero ese momento difícil aún persiste.

     En su momento, el expresidente Felipe Calderón alardeó haber traído a la Marina a Veracruz, los priistas, diputados, senadores y alcaldes presumieron que “gracias al apoyo del presidente Enrique Peña Nieto, la Marina seguía en Veracruz, digo ¿No sería posible que todos juntos se agarraran de la mano y fueran a poner su cara de garrote allá a Los Pinos para pedir que la Marina no se vaya de Veracruz? Es pregunta coño.

MALA OBRA EN EL CENTRO HISTÓRICO

     Las principales calles del recién remodelado centro histórico de Veracruz están deterioradas, el adoquín se levantó, precisamente en 16 de septiembre y Landero y Coss, mientras el flamante director del centro histórico, Manolo Ruiz Falcón, el mismo que renegó de su amigo Javier Duarte, sigue echando cuentas alegres y números felices, cuando a todas luces se ve que deben llamar a cuentas a quien hizo la obra para que la pague, la vuelva a hacer o se haga efectiva la fianza, de otra forma no entendemos por qué los ediles panistas, priistas y perredistas no llaman a cuentas a Manolín antes de que termine el año, porque es definitivo que la obra está mal hecha y alguien debe responder.

Comentarios a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Información adicional