NOTICIAS

Confían ambientalistas que Consejo del Agua y gobierno federal respeten ecosistemas

 

- Advierten riesgos de megaproyectos que dañarían cuerpos de agua y comunidades por política de AMLO

Angeles González Ceballos

Integrantes de la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (LAVIDA), de “Agua para todos, agua para la vida”, de la Universidad Veracruzana y del Consejo Regional del Café de Coatepec, advierten un riesgo de que en Veracruz se puedan consolidar diversos megaproyectos que afectarían el medio ambiente y la vida de las comunidades; toda vez que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la CONAGUA y la SEMARNAT están en muy buenos términos con el Consejo Consultivo del Agua.

Gerardo Alatorre Frenk, integrante de LAVIDA e investigador de la Universidad Veracruzana, explicó que el Consejo Consultivo del Agua agrupa a los principales concesionarios del agua del País como son las embotelladoras, empresas mineras, empresas de energía y grandes contratistas que se han beneficiado durante las últimas décadas con una política del agua favorable a los grandes intereses.

Entrevistado en la Plaza Lerdo opinó que esta relación tan cercana que está habiendo del Consejo con el gobierno de Morena, es una señal preocupante porque no ven una voluntad clara del gobierno federal de pronunciarse por una administración más democrática, más participativa y sobre todo, por el ejercicio del derecho humano al agua, consagrado en el artículo 4to de la Constitución desde febrero de 2012.

El Investigador recordó que desde dicha fecha, los partidos políticos trabajan en la nueva Ley General de Aguas que paralelamente las organizaciones, pueblos indígenas y académicos, comenzaron a redactar una Ley General similar, que permitiría tener un gobierno más democrático, sustentable y muy participativo del agua, donde las decisiones no se tomarían en una oficina de la Ciudad de México, sino desde las comunidades, las microcuencas, desde quienes manejan sus cuerpos de agua.

“Los decretos que expidió Peña Nieto en junio del año pasado son clara muestra del tipo de política que estamos temiendo que podría ampliarse con esta política del gobierno federal”, advirtió Alatorre Frenk.

El integrante de LAVIDA subrayó que están buscando que el gobierno federal recapacite, que se dé cuenta que las principales alianzas deben ser con el pueblo como se dice en el discurso, que debe ser con la gente que está defendiendo sus ríos, sus aguas, sus arroyos, defendiendo los grandes intereses porque el agua es ahora el “gran negocio”.

Y es que sostuvo, el negocio del agua implica fraking, minería a cielo abierto, hidroeléctricas, el servicio de provisión de agua a las poblaciones, agua para las embotelladoras, “el agua ahorita es una palanca para el lucro si nos dejamos”.

En ese sentido, opinó que el papel de los medios de comunicación es clave porque así la sociedad puede tener una mirada del problema desde una perspectiva local y federal.

“Lo que está en juego es la nueva Ley de Agua, que puede favorecer a éstos grandes intereses, esperemos que esta nueva ley del agua sea muy cercana a la que hemos estado trabajando durante siete años en Agua para todos, que es el movimiento nacional”, enfatizó.

Información adicional