Inicio

Agrede Hipólito a los ciudadanos al suspender el agua a Bomberos

 

Ángeles González Ceballos  

El presidente del Patronato del H. Cuerpo de Bomberos de Xalapa, José Zaydén Domínguez, defendió a los elementos y acusó al alcalde Hipólito Rodríguez Herrero, de agredir a los ciudadanos con sus propuestas de suspender el suministro de agua y querer cobrarles cuando estos cuerpos de auxilio no pagan este servicio en ninguna parte del País.

Por ello, consideró que a quien se le debe hacer una evaluación de sus finanzas y que transparente el uso de los recursos que ingresan a sus arcas, es al munícipe.

En ese sentido, pidió que deje de agredir al pueblo de Xalapa, ya que de ésta manera da a entender que “somos ineptos".

Resaltó que ningún cuerpo de bomberos paga el servicio del agua, no son industria, se sostienen de donativos. 

Expresó que la propuesta del Alcalde es una agresión a los ciudadanos porque suspendió todo tipo de ayuda desde diciembre del 2018, por ello pidió a la población pensar qué pasaría en la ciudad si un día se deja de dar el servicio de los bomberos.

En conferencia de prensa, acompañado de la primer inspector del Cuerpo de Bomberos, Juana García Martínez y el primer comandante, José Luis Aosta Hernández; denunció que los 46 mil pesos que otorgaba el gobierno de Américo Zúñiga, dejaron de llegar al Patronato de los Bomberos porque Rodríguez Herrero se los negó.

“Nos daban 46 mil pesos, con eso pagábamos el sueldo de 18 bomberos, y nos lo quitan porque somos ineptos y da a entender que hay corrupción. Cómo va a haber corrupción si esto no es un negocio, y las alternativas que hay son para sostener la institución. El Ayuntamiento dejó de dar la ayuda desde diciembre” lamentó.

Además, señaló que la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) le cobraron 13 mil 973 pesos por el servicio.

Puntualizó que los bomberos tienen gastos mensuales de 180 mil pesos, pero reciben 90 mil por concepto de cuotas que les otorgan las empresas de gas. 

El primer comandante pidió al Ayuntamiento que lleven a sus auditores a revisar las cuentas, porque “todo está fiscalizado. Ojala tuviéramos una solvencia económica. Lo que se recaba mes con mes es para pagar sueldos y estamos mal con los vehículos porque no tenemos dinero”.

Información adicional