Inicio

Ahora se roban las pulpas y dejan el resto del ganado, siguen los casos de abigeato

 

Sergio Lara

Boca del Río, Ver. 2 de abril de 2019.- De acuerdo al presidente de la Unión Ganadera Regional Zona Centro, Jesús Ortega Couttolenc, los ganaderos del estado de Veracruz se están enfrentando a una nueva modalidad de robo de ganado que tiene como principal aliado el destazar a los animales.

En el pasado, se tenían los llamados “jaladores de ganado” que llegaban montados en caballos y se llevan las reses vivas. Luego apareció el “abigeato de camión”, que en muchos casos bajo la intimidación de las armas, obligaron a los mayordomos a encerrar el lote de ejemplares y cargaban en el automotor de manera directa de los corrales de la finca afectada.

En la actualidad, a esa delictiva actividad se le sumó un nuevo accionar de destaza, que se práctica mediante la cual sacrifican el ejemplar en el corral de la finca y se lo llevan, literalmente, por presas.

"Hay nuevas formas de robarnos nuestro ganado, ahora es muy común llegar a tu rancho y encontrar animales que están muertos y que les fueron sustraídas las pulpas, la parte más generosa y cárnica del animal, ese es un nuevo método al que nosotros nos estamos enfrentando".

Expuso que el robo de ganado no cesa en la región y el índice se ha mantenido principalmente en las zonas de Tlalixcoyan, Cempoala, Tierra Blanca y el sur del estado.

"El animal lo sacrifican en el corral, en el monte, en el rancho, donde puedan le quitan las pulpas la parte que tiene más carne del animal y eso es lo que se llevan lo demás lo dejan ahí tirado, desperdiciando muchos miles de pesos que pueden ser bien utilizados".

Ante esta situación, se busca trabajar con mayor coordinación con las autoridades y buscar dar con los responsables de este delito.

"Nosotros lo que hacemos en esos momentos es tomar los datos del animal y reportarlos, se ha apoyado por temporadas hemos tenido apoyo, hay rondines, ocasionalmente ha habido resultados pero es algo que no sabemos como le vamos a hacer para poderlo combatir, siempre le paga a los ganaderos más pequeños".

Lamentó que algunos ganaderos no denuncien este tipo de delitos por temor a represalias o que pueda llegar a salir peor el tema.

"Se ha mantenido, no es nada nuevo y esperemos que pronto tengamos una respuesta, la autoridad está enterada de esto, lo hemos enterado, nos han atendido pero ahora esperaremos los resultados", concluyó.

Información adicional