Alerta Julio Saldaña sobre la aprobación en el Senado de una reforma perjudicial para los mexicanos

 

 

 

antes de que concluya el mes, entre dichas reformas, se encuentra la iniciativa de los senadores, Tereso Medina, de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), e Isaías González Cuevas, líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC).

 

Señaló que representa un retroceso a la reforma de 2012, “apenas tiene 6 años que se le pusieron candados al outsourcing para proteger a los trabajadores como para que ahora los dejen desprotegidos, a sabiendas de las escalofriantes cifras de evasión de obligaciones y la creación de empresas fantasma” enfatizó.

 

En México hay aproximadamente 4.9 millones de trabajadores que laboran por subcontratación, de acuerdo con Staffing Industry Analysts sólo el 2.2% de ellos podría estar recibiendo todas las prestaciones que les corresponden por ley, aproximadamente son 107, 800 trabajadores.

 

“Es una regresión absoluta y anticonstitucional del PRI en contra de los trabajadores, éste es un sexenio en donde se comete un atropello tras otro, no debemos permitir que a los trabajadores se les deje indefensos, y pasemos por alto sus derechos constitucionales violentando incluso tratados internacionales”.

Saldaña expresó “estoy seguro que esa iniciativa proviene del Ejecutivo Federal y les fue endilgada a estos senadores para que su candidato presidencial, José Antonio Meade, no pague el costo político por su presentación, por ello a pesar de las críticas de especialistas, organismos internacionales y sindicatos, se continua acelerando la discusión para su eventual aprobación”.

 

Declaró que contrario a esa infame reforma que presentó en el PRI en el Senado, él por su parte  presentó en la Cámara de Diputados una iniciativa para reformar los artículos 40 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, 15-C y 540 de la Ley Federal del Trabajo.

 

“El objetivo primordial es fortalecer la legislación para garantizar a los trabajadores una vida digna, que desde luego se refleje en la productividad y en el crecimiento de las empresas” dijo.

 

Explicó que se trata de establecer una responsabilidad solidaria entre contratantes y contratistas, evitar la simulación de actividades, crear padrón  de este tipo de empresas, evitando así la creación de empresa fantasma y verificar al mismo tiempo el cumplimiento de obligaciones laborales, fiscales y de seguridad social; así como crear una norma oficial mexicana, “ésta iniciativa desafortunada y curiosamente aún se encuentra pendiente de dictamen” expresó.

 

“No es posible que se ponderen iniciativas que vulneran los derechos laborales, sabiendo que actualmente sólo apenas  el 2.2% de esos trabajadores tienen contratos y cuentan con el total de sus prestaciones”.