En el PRD estamos en contra el desmantelamiento de la CFE: Julio Saldaña

 

 del Grupo Parlamentario del PRI respecto de la valoración de la pertinencia de que siga operando la Central Termoeléctrica de Lerma, en Campeche.

“Sería deseable llamar a las cosas por su verdadero nombre. Sería deseable entonces que los promotores de este punto,  dejen de utilizar como pretexto la salud de los campechanos y pongan sobre la mesa el interés que se esconde tras su proposición que no es otra cosa que el desmantelamiento de la Comisión Federal de Electricidad” dijo.

 

Añadió que dicha propuesta lo único que pretende es consolidar el proceso de privatización del sistema eléctrico en esa región del país, “si algo hemos pugnado en el PRD es porque en México se acelere el proceso de transición energética, siempre que se concentren en expandir la oferta de energía proveniente ya sea  de fuentes solares y eólicas y – en la medida que no se afecte a pueblos y comunidades – de fuentes hidroeléctricas y geotérmicas.

 

Lamentó que el pleno haya aprobado dicho punto de acuerdo, pues dijo que el gobierno no le ha prestado la debida atención al cumplimiento de la Ley de Transición “no ha hecho ni ha querido por darle toda la prioridad a fomentar las inversiones privadas en petróleo y gas.  Ese es el fondo de este asunto, por ello nos oponemos”, expresó.

 

Declaró que lo que se pretende realmente es consolidar la presencia de la empresa Transalta de capital canadiense y posibilitar la entrada de la española Iberdrola, “Transalta opera en Campeche desde el 2003, pero le urge que la planta de CFE en Campeche desaparezca por cuidar su negocio, si fuera la salud su principal preocupación estaríamos a favor”.

 

Es preocupante que estos canadienses se salgan con la suya y hagan desaparecer la Termoeléctrica de Lerma, cuyo cierre se está posponiendo desde el 2015, pero debemos preguntarnos ¿Con qué tipo de combustible Transalta ampliaría su oferta de energía para abastecer a Campeche y Quintana Roo toda vez que Lerma deje de funcionar? Desde luego no energías limpias, seguirá siendo de fuentes fósiles, no nos engañemos”.

 

Julio Saldaña exhortó a quienes defienden el punto de acuerdo en beneficio de la salud y el medio ambiente a demostrarlo dejando de castigar financieramente a la CFE para que por sí misma pueda hacer la reconversión tecnológica para el empleo de energías absolutamente limpias, “queda claro que las empresas extranjeras no lo van a hacer”, comentó.