Es momento de aumentar el salario mínimo en México: Julio Saldaña

 

 

ya que actualmente los bajos salarios han impactado en el desempeño y la calidad de vida de  los trabajadores mexicanos.

Recordó que de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), nuestro país alcanza 20 puntos en una escala de 100 respecto a productividad.

 “Esto se debe al precario salario mínimo de México, si se toma en cuenta lo que perciben como salario los obreros de los tres países que integran el Tratado, incluso el primer ministro de Canadá ha señalado que no se puede tener un acuerdo tripartito por debajo de cuatro dólares la hora, y es porque en nuestra nación, el salario mínimo es de 0.90 dólares la hora, cuando en Estados Unidos es de 7.25 dólares y que decir de Canadá, en donde oscila entre los 10 y 13 dólares, es decir 14 veces y medio más” explicó.

 

Agregó “desde luego me pregunto cómo es que se quiere aumentar la productividad en nuestro país, si un trabajador que cumple con las mismas funciones tiene una disparidad tan alta en lo que percibe como salario”.

 

Saldaña comentó que además de la productividad, se ha visto afectada la economía interna, “los bajos salarios han afectado tanto el poder adquisitivo, que dos décadas después de la firma del Tratado, tenemos un crecimiento mensual de 0.53% en enero respecto de la inflación y de 5.55% en su comparación anual, según el Índice Nacional de Precios al Consumidor INPC, pues los trabajadores no pueden enfrentar la escalada de precios en la gasolina, el gas LP y en algunos productos de la canasta básica, con salario tan raquítico”, exclamó.

 

“Los salarios extremadamente bajos, no son una ventaja, está demostrado van de la mano con la pobreza, por eso hoy tenemos 41% de pobres del total de la población, es verdaderamente lastimoso y una vergüenza que hasta organismos internacionales emitan recomendaciones para incrementar el salario mínimo, sin que el gobierno tome en serio la urgencia del incremento y la desaparición de la Conasami.” enfatizó.

 

 “Sólo para los grandes consorcios representa una ventaja mantenerlo así en el TLC, no para los trabajadores mexicanos, por ejemplo un obrero de la industria automotriz, gana 10 veces menos en México que en Canadá, aun perteneciendo a la misma Compañía,” declaró. 

 

Aseguró que en el Congreso está buscando vías para que se modifiquen las condiciones laborales de los trabajadores, para que ellos y sus familias tengan la garantía del respeto a sus derechos constitucionales.

 

Información adicional