Pemex es saqueada no administrada: Julio Saldaña

 

han ocasionado que la producción de petróleo caiga 23.5 por ciento, “pues en 2012, se producían 2,548 millones de barriles diarios, mientras que en julio del año pasado, Pemex tuvo una producción por debajo de los 2 millones de barriles diarios, el nivel más bajo por mes en más 20 años” enfatizó.

 

Refirió que Pemex cerró el 2017 con una producción promedio de 1.948 millones de barriles por día (bpd), “debido a continuos malos manejos y a decisiones que parecieran intencionales, como la venta de la plataforma sumergible Chemul, que fue rematada en 6.7 millones de dólares - 140 millones en pesos mexicanos - aun cuando en los últimos cuatro años se le asignaron más de 3 mil millones de pesos para su mantenimiento y rehabilitación, es decir recuperaron el 4% de lo que invirtieron” comentó.

 

Declaró que lamentablemente el escenario para Pemex continua desalentador pues se estima que la producción aumentará a 1.938 millones de barriles diarios en el 2019, para luego caer en 2021, con una producción de 1.615 millones de barriles diarios; y elevarse hasta 2031, con 1.780 millones de barriles diarios, según la propia Secretaría de Energía, “con esas proyecciones apenas en el 2031 tendríamos el 70% de la producción que tuvimos al inicio de esta administración”

 

“Los saqueos y desvíos de recursos, que tanto funcionarios como el propio Ejecutivo, han hecho a Pemex, ya sea para ocultar alguna crisis económica en el país, o para financiar campañas electorales o bien, para su enriquecimiento personal, han ocasionado que Cantarell, de ser un gran yacimiento que producía  2.1 millones de barriles en 2004, hoy produzca únicamente 140,000” criticó.

 

Saldaña agregó que esto es posible “gracias a la falta de responsabilidad, capacidad y compromiso del gobierno para con sus ciudadanos, a lo largo de toda la historia de Pemex, los mexicanos no hemos sido beneficiados con la derrama económica que dejó en su momento de Cantarell ni de ningún otro yacimiento, pero lo que si hemos podido con observar con enojo es el enriquecimiento cínico y abusivo de quienes han estado o continúan al frente de Pemex”.

 

El legislador dijo que incluso en los Estados con economías primordialmente petroleras como Veracruz, Campeche, Tabasco, entre otras; el despido de trabajadores ha sido una constante en este sexenio, afectando a miles de familias “si bien la nómina de Pemex requería ajustarse, debemos tener claro que los causantes de su debilitamiento no son los trabajadores, sino la pésima y corrupta gestión de sus dirigentes junto con el gobierno federal, por privilegiar sus intereses en lugar de apostarle al fortalecimiento de la petrolera”, exclamó.