México dentro de los países preferidos para invertir

 

México es considerado uno de los mejores países de América Latina para hacer negocios, debido a su solidez, estabilidad y capacidad idónea para generar oportunidades en materia de fusiones y adquisiciones, de acuerdo con una encuesta de Baker McKenzie a 125 inversionistas Norteamérica, Europa y Asia.

Según el estudio, 61 por ciento considera invertir en la República Mexicana, solo por debajo de Chile, con 72 por ciento y Brasil con 66 por ciento.

Para el líder de M&A de la consultora en el país, Jorge Ruiz, México ha demostrado la solidez, la estabilidad y la capacidad idóneas para generar oportunidades en materia de inversión.

“Es evidente que el país se encuentra listo para esta demanda ascendente de inversionistas y que el resto del mundo tiene una percepción optimista en relación con ello”, afirmó el especialista en un comunicado.

Y es que de acuerdo con el estudio, Chile y México fueron considerados los países que ofrecen un mejor clima para los negocios entre las naciones analizadas en América Latina, donde también se considera a Argentina, Brasil, Colombia y Perú.

El estudio encontró que los inversionistas internacionales esperan un crecimiento en la actividad en la región en 2018, particularmente en Chile, Brasil, México y Colombia, con el impulso dado por el rápido crecimiento de la clase media, la urbanización de la región y la evolución tecnológica de sus industrias, que hacen más atractivos sus activos.

Asimismo, señala que la Alianza del Pacífico está captando rápidamente la atención de los inversionistas extranjeros, al haber eliminado 92 por ciento de los aranceles de importación entre sus países e integrando sus mercados de valores en una sola plataforma.

“Estos pasos hacia una mayor integración favorecen la confianza de los inversionistas en este bloque reflejado en 55 por ciento de los encuestados que afirmó que la creación de la Alianza del Pacífico ha impactado su estrategia de fusiones y adquisiciones en América Latina”, señaló.

Y es que, precisó, mientras que en el pasado algunos inversionistas dirigían su atención a Latinoamérica porque no podían encontrar buenos activos en sus territorios, los encuestados manifestaron que el deseo de incrementar su participación de mercado y de adquirir empresas líderes en sus respectivas industrias fueron las principales razones.

Sin embargo, el estudio expone que los obstáculos regulatorios y la obtención de información suficiente sobre el activo son los mayores desafíos que enfrentan en la etapa de debida diligencia o due diligence.