Sin treguas ni caballada, cada quién con su cada cual

MAREA ROJA.
POR J.J.CASTILLO

 

* Despierta suspicacias que AMLO no haya sido atacado por EPN en su discurso en Perote


El arribo del presidente de la República Enrique Peña Nieto al municipio de Perote para inaugurar la bodega de granos de DICONSA es muy significativo en estos tiempos electorales, pues dicho acto bien lo pudo haber hecho un funcionario menor o bien su director general Hector Velazco Monroy.



No es que no hubiera sido importante el evento, ya que todo lo que traiga beneficio para la sociedad es de vital importancia, sino que la presencia presidencial le dio un lujo que despertó varias espectativas dentro de la población por la etapa que se atraviesa.

Los comentarios cafetómanos son de que el gobernador Miguel Angel Yunes Linares, en uso de sus facultades se salió del protocolo de dicho acto, para entrar al terreno electoral; suavizando su léxico argumentó que el pueblo veracruzano no votará a favor de quien presente más denuncias contra el Presidente de la República, pero con esa voz tronante que posee, argumentó que tampoco contra quien presente más denuncias periodísticas contra otro de los contendientes tratando de aparecer
como un hombre de los más ricos de México.

Por obviedad se refirió al MESIAS de López Obrador y José Antonio Meade, defendiendo subliminalmente al militante de su instituto politico de Acción Nacional, que precisamente por esa andanada de periodicasos su carrera ascendente a la presidencia de la república se ha visto frenada.

La expresión del primer mandatario de la Nación Enrique Peña Nieto no lo fue de toda felicidad ante el contenido del discurso del gobernador Miguel Angel Yunes Linares, quien prestó con esa zagacidad maquiavélica y elgante de las huestes priistas le recordó al mandatario "quien se mete en politica, y lo sabe el gobernador y lo sabemos quienes hemos participado en un proceso democrático, somos bien observados, nos ven todos los dias, nos revisan todo nuestro historial y todo nuestro pasado, desde el
dia en que nacimos, cómo nacimos, qué hicimos, qué novia tuvimos, cuáles no y quiénes se quedaron en el camino".

Caray no se conocia esa clase de reacciones del primer mandatario de la nacion, Enrique Peña Nieto al hacerle ver al mandatario veracruzano que todos los candidatos a puestos de elección popular en la actualidad están debidamente observados muy observados y evaluados, en otra parte del discurso argumentó "que el gobernador y yo pensamos en un personaje distinto. Se vale. Estos atributos, el a lo mejor los ve en uno, yo los veo en otro. Y ustedes lo saben yo lo veo en uno y solo en uno".

No queda duda de que el mandatario Federal y el estatal defienden a su compañero de su respectiva ideologia partidista.

Por cierto, lo que se pudo notar es que la sociedad ve con beneplácito que el mandatario federal no atacó a su principal enemigo politico como se presume de que es Lopez Obrador, lo que ha ocasionado diversas suspicacias por el proceder zorrruno de las élites priistas.