Misógino e intolerante

MAREA ROJA.
POR J.J.CASTILLO.

La cereza en el pastel está considerada en la persona de José Rodrigo Marin Franco, Secreatario de Desarrollo Social del gobierno del estado, a estas alturas, de tiempos electorales este especimen no cambia su manera de ser, pues ha demostrado ser un ente soberbio, petulante y vanidoso creyendo que está tejido a mano.



De ser cierto, de que este tipejo se encuentra actualmente en los cuernos de la luna por recomendación del candidato al gobierno del estado abanderado del PAN, PRD y MC, Miguel Angel Yunes Márquez, éste debe de enterarse que el comportamiento gorilezco de este personaje siempre ha sido la de ofender a los que cree que están bajo su mando o coordinación, indepedienmente de ser un misógino en la extención de la palabra.

Se necesita ser estúpido para no comprender que un legislador, llámese diputado o senador tiene el derecho de criticar, de cuestionar las acciones de los gobiernos en sus tres niveles, precisamente para eso sirve el fuero constitucional para que éstos no sean molestados, tanto en su persona como jurídicamente en caso de una difamación.

José Rodrigo Marín Franco dejó una estela de descontento e irritación en las principales casas de enlace, que tiene el Partido de Acción Nacional en la zona de Boca del Rio, pues su prepotencia ante las responsables de esos enlaces es más que notoria.
Una respetable dama, senecta vecina para ser presiso y responsable de una de esas casas, en varias ocasiones la encontró al bordo del llanto por los maltratos que tenia que soportar de este miserable, ya que cualquier error que se cometiera en las reuniones que se llevaban a cabo por pequeño que fuera la humillación y desprecio afloraban en los labios de este mequetrefe.

En cierta ocasión le sugerí a la vecina que en la siguiente reunión que tuviera, que por lo regular son los jueves, iba a estar enfrente y si podía cometer una pifia la hiciera, que si se portaba majadero, yo le enseñaría como se debe tratar a una dama y más si sabe que es viuda, que lo que hacía se lo debían de agradecer, que no es una obligación, porque lo hace por el amor que siente por Acción Nacional y que vea este tipo que no es empleada del ayuntamiento de Boca del Rio, desafortiunadamente ese dia este especimen no asistió.

El ser titular de la Secretaría de Desarrollo Social debe de ser un personaje de la talla de la anterior Indira de Jesus Rosales San Román, hoy candidata a senadora plurininominal, ya que es una secretaria que atiende a lo más vulnerable, a lo más marginado, la clase más humilde. ¿Si Marin Franco ha tratado con la punta del pie a las damas que están encargadas de las casas de enlance en el municipio de Boca del Rio, si fue irrespetuoso con Rocio Nahle dipútada federal que se podrán esperar los menesterosos que en un momento dado reclamen lo que por obligación tiene el gobierno de proporcionarles?

Grave daño al gobierno panista de Miguel Angel Yunes Linares le ocasiona este tipo de colaboradores y más en estos tiempos en que la sociedad la piel se les vuelve muy, muy sensible.

Se extrañan aquellos tiempos en que los politicos o funcionarios de gobierno se comportaban de una manera extraordinaria por su desmedida educación, aunque se diga que nos robaron por décadas, el suave trato hacia el electorado era fino sutil y para sus enemigos ideológicos les dirigian mensajes subliminales, pero llenos de fuego, hoy siguen robando con la diferencia de que son unos patanes.

¿Se dirá el gobernador del estado Miguel Angel Yunes Linares, "no me ayudes compadre"?