Es tiempo de razonar el voto

MAREA ROJA.

POR J.J. CASTILLO.

Empezarán las campañas electorales con motivo de contender en una lid, para ver cual de los tres candidatos se siente el mejor, que busca y ansia la silla presidencial para llevar los destinos de los mexicanos en los próximos seis años.

 

En la misma tesitura se encuentra la mayoría del electorado, escuchando las propuestas del eterno aspírante a lucir la banda presidencial Andrés Manuel Lopez Obrador abanderado del partido de su propiedad MORENA, PT. Y ENCUENTRO SOCIAL, de José Antonio Meade que aunque no es militante del PRI, éste lo postula en unión con el Verde Ecologista, sin omitir que ha ocupado cargos importantes en anteriores administraciones federales y del ambicioso, manipulador y malinchista Ricardo Anaya Cortés.

Los tres candidatos de los respectivos institutos politicos, pretenden hacernos creer que poseen la varita mágica para transformar al país y por ende el bienestar de la sociedad, esto es una falacia, un solo hombre no podrá transformar lo que por años se ha podrido, la transformación del pais, está en manos de todos nosotros, escogiendo lo más granado de la población para que dirija nuestros destinos, no vender nuestro voto por una despenza o por una cantidad de dinero que solventará a duras penas una semana, o bien bajo intimidaciones, el voto deberá ser razonado en familia para escuchar las diferentes opiniones, nunca diferedo para tomar la alternativa que más convenga.

En pregunta que se le formuló al senador de la república en su reciente visita al puerto de Veracruz que acudió al llamado de los integrantes de la Marina Mercante y ex trabajadores portuarios de que él como legislador cómo miraba y sentía al pais, con esa mesura que le catacteriza enfático, contestó, que ve una población inmersa en el hartazgo por lo prometido y no cumplido.

Y efectivamente el hatazgo de la población es el común denominador en la actualidad, los embates del gobierno federal en contra de la población, la clase mas vulnerable lo ha sentido en la boca de la economia, dia a dia ve disminuir el circulante ante la canasta básica, por lo tanto la sociedad ya está hasta la madre de los partidos politicos.

Independientemente, de que los que se dicen ser politicos una vez que prueban las mieles del poder, no lo quieren dejar por lo redituable que les resulta, para lo que son electos se les olvida y únicamente ven sus intereses personales y la continuidad del cargo en parientes o familiares cercanos, como si no existierean más personajes con verdadera vocación de servicio.

Es tiempo de razonar el voto, es tiempo de mostrarle a los que logran un puesto de elección popular, que son los empleados del pueblo y no señores de orca y cuchillo de que no por tener el poder, tienen derecho a cometer abusos de autoriad, incumpliendo compromisos y promesas que quedan en la utopia, que laceran a las familias más marginadas, es tiempo de que la sociedad hable y no solamente los politicos, es tiempo de escojer a estadistas que asuman el puesto de elección popular en pro del bienestar del pueblo y no como ha ocourrido en los últimos años a especímenes y lacras que se han enriquecido con el dinero de las arcas oficiales.

Es tiempo de hacerles entender a los que aspiran gobernarnos que somos los que les damos el poder, los que les pagamos, para que administren nuestros bienes, respetando obviamente su investidura.