Inicio

De nuevo tunden al Tiburón ahora fueron los rayados del Puebla


-- La Franja de Enrique Meza asaltó el cuatro veces heroico puerto de Veracruz y se llevó los tres puntos. Se aprovechó de un tímido Veracruz y salió victorioso en el Clásico del Sur.

 

 

Lucas Cavallini pasó de villano a héroe. Erró un penal, pero marcó de cabeza el único gol del encuentro. Con el resultado, Puebla abandonó la parte baja de la tabla, mientras que los escualos se hundieron más en su realidad. El descenso está a la vista.

El duelo táctico, desde un inicio, lo ganó Enrique Meza. Sin miedo al éxito, su equipo se plantó en el terreno de juego y propuso desde el primer minuto. Sin embargo, la primera clara del encuentro la tuvo el hombre referente del puerto. Cristian Menéndez controló el esférico el límite del área, se dio media vuelta y sacó su disparo ante la incomodidad del zaguero camotero. El balón pasó apenas por un costado del poste derecho de Vikonis.

 

Como si la posición en la tabla y el cociente no fuera mucho castigo ya para el tiburón, Oscar Macías Romo marcó un penal de Luis Caicedo. La humedad y el calor de la afición en el Luis Pirata mermaron la mente de Lucas Cavallini. El canadiense estrelló su balón en el poste y se quedó sin oportunidad de adelantar a la franja.

 

Las caras largas las provocó el mismo Cavallini. Se redimió minutos después de su pifia desde los once pasos. Remató solo en el área chica un excelso centro de Omar Frasica. Luis Caicedo midió mal el balón y Sebastián Jurado, el arquero, solo fue un espectador más.

Pocos, muy pocos enfranjados en la tribuna, pero Puebla fue más dentro del terreno de juego. Como símbolo de mal presagio, un tlacuache invadió el campo al mismo tiempo que el juez central dictaminó el final del primer capítulo.

EL COMPLEMENTO

Instantes después del silbatazo que indicó el inicio de la segunda mitad, los tiburones se hicieron el harakiri. Rodrigo López le dejó una plancha a su rival enfrente del árbitro. Oscar Macía son se tentó el corazón y mandó a las regaderas al pupilo de Siboldi.

Con más garra que buen futbol, Veracruz se quedó muy cerca del empate. Sebastián Rodríguez se encontró el balón tras un tiro de esquina y probó suerte desde afuera del área. Vikonis hizo una monumental atajada y evitó la igualada.

El “Polaco” Menéndez levantó a todos los espectadores de su asiento. Controló de pecho dentro del área, no dejó caer el balón y remató de chilena. El asistente le devolvió el aliento al público porque anuló la jugada al levantar su banderín. Kazim Richards se quedó a nada de convertir su primer gol con la casaca de los escualos, pero su intento rozó el poste derecho del arquero poblano.

Pese a que Puebla regaló el segundo tiempo y no reflejó su superioridad en el campo, Veracruz no encontró el empate. Los del puerto están cada vez más cerca del descenso o de perder 120 millones para permanecer en primera. Enrique Meza y sus pupilos sumaron la primera victoria del torneo.

Con información del periódico Esto

Información adicional