¿Que va a pasar con el dineo que se robó Duarte?: Hayek

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La actriz mexicana Salma Hayek, quien se encuentra en México para promocionar la película estadunidense Cómo ser un latin lover, se refiere a Javier Duarte, exgobernador de su estado natal, Veracruz, detenido el pasado 15 de abril en Panajachel, Guatemala:

 

“Me llama mucho la atención por qué nadie dice qué va a pasar con el dinero que tomó, si se lo devolverán a la gente. A ver, ¿dónde quedó la bolita? Se debe regresar ese dinero a las personas que se lo quitaron, en eso deberían enfocarse más. Importa más saber dónde está ese dinero y si ya se encontró, que se le devuelva al pueblo, pero no se habla de eso. ¡Es atole con el dedo!”

Duarte de Ochoa fue gobernador de Veracruz del 1 de diciembre de 2010 al 12 de octubre de 2016. En medio de acusaciones de corrupción y enriquecimiento ilícito, solicitó licencia al Congreso del estado. El 25 de octubre pasado fue expulsado del PRI. Estuvo prófugo del 20 de octubre de 2016 al 14 de abril de 2017. Era buscado por la Procuraduría General de la República (PGR) y la Interpol.

La artista protagoniza este largometraje con Eugenio Derbez, el cual se estrenó en Estados Unidos el pasado fin de semana y recaudó 12 millones de dólares en la taquilla. Se convirtió en la película en español de mayor éxito en la historia de Estado Unidos. La cinta se estrenará en México este 5 de mayo, distribuida por Videocine.

En conferencia de prensa al mediodía, Hayek no calló su preocupación por la situación de México:

“Últimamente estoy tan triste. Pasan los años y pasan los años y pues no vemos la luz. No siento que se avance para nada. Ya la tristeza lleva mucho tiempo y cansa mucho”.

A decir de Los Angeles Times, 89% de los espectadores de la comedia Cómo ser un latin lover se identificaron como latinos. En la historia, Derbez es un gigoló venido a menos tras ser abandonado por su multimillonaria y anciana pareja. Entonces, se va a vivir con su hermana (Salma Hayek), quien habita en Los Ángeles y tiene un hijo.

Este largometraje superó en la taquilla a The circle, con Tom Hanks y Emma Watson, y le ganó a la octava saga Fast and furious, con Charlize Theron, que ingresó 19.4 millones de dólares.

“Los latinos somos gente valiosa”: Derbez

Derbez, en entrevista con Apro, narra que la cinta “ayuda a que todos los latinos que están pasando ahora por un momento tan complicado en Estados Unidos se distraigan, se diviertan, se rían, se olviden un poquito de la problemática”.

Sigue:

“Y por el lado político, creo que es importante demostrar que los latinos somos gente valiosa. Es mi primer protagónico en inglés. En Estados Unidos los hispanos me dicen: ‘¡Gracias por poner el nombre de los latinos en alto!’ Siento muy bonito porque no era mi intención, pero es una manera de demostrarle al mundo que seguimos avanzando, que seguimos creciendo, que somos gente de bien, que hacemos las cosas bien.

“Una de las cosas que más me emocionaba a mí y a mi socio cuando estábamos filmando la película, era: ‘¿Qué se siente que un elenco tan importante esté trabajando para ti?’, porque siempre había sido al revés, yo era parte de un elenco importante al filmar una película americana y esta es la primera vez que tengo a gente tan importante, trabajando para mí, en mi película, en donde yo soy el estelar. Creo que eso habla de lo bien que estamos los mexicanos y los latinos haciéndola en Estados Unidos. Y eso es importante, es un mensaje importante tanto para los latinos como para el gobierno”.

Sobre su retorno a la comedia, así lo explica:

“Quiero regresar un poquito a mis orígenes, porque entre La misma luna, No se aceptan devoluciones y Milagros del cielo ya tenían mucha carga dramática y ahora quería regresar otra vez a hacer comedia. Y esta es una comedia simple, hecha a la medida, es un traje hecho a la media para mí, para mi edad, para mi acento, para mi nacionalidad, en donde tenemos este mexicano que, por razones que no les quiero contar para no echarles a perder la trama, decide no trabajar y decide que lo suyo, lo suyo, es ligarse a las gringas millonarias”.

–Ese tópico de un gigoló mexicano en Estados Unidos, ¿es bueno?

–Está  tratado con mucha comedia. Creo que todo depende de cómo trates cada tema y en este caso en ningún punto sientes que Máximo está siendo abusivo, te das cuenta que tuvo un problema de chico y eso lo trauma, por lo cual decide que no es bueno trabajar, aprende una lección a través de la película y al final entiende que lo más importante es la familia. Pero creo que es un personaje que al final te cae bien, no te cae mal.

–¿Cómo fue integrar a Salma Hayek en este proyecto?

–¡Fue complicado! Salma era perfecta para el papel porque necesitábamos a una mexicana que hablara inglés y español, que fuera muy buena actriz, muy simpática, pero que también a la vez lo ideal era que el mercado americano la conociera. Porque hay bastantes actrices mexicanas que hablan inglés y español, que pueden ser simpáticas y demás, pero no todas son conocidas en el mercado americano.

“Entonces, dijimos: Salma es perfecta porque la conocen en los dos mercados y aparte es mexicana, es chilanga, sería perfecta para ser mi hermana, los dos somos morenos, pelo obscuro, o sea, sí te la crees que es mi hermana, nacimos el mismo día, por cierto. Somos del 2 de septiembre, siempre la molestó con eso. Nacimos el mismo día”.

–¿Es fácil lograr un proyecto así?, ¿cuáles fueron sus retos al respecto y qué le deja?

–Muchísimos, muchísimos fueron los retos. Te voy a poner un ejemplo muy sencillo, el puro idioma. La película se maneja en dos idiomas, inglés y español, entonces decidimos que orgánicamente si Salma y yo, en la historia somos dos hermanos que nacimos en México, hablando español y luego la vida nos llevó a Estados Unidos, lo lógico es que cuando estemos a solas ella y yo hablemos español. Delante del niño, que el niño no habla español, pues hablamos inglés, y delante de la gente hablamos en inglés. Nuestro público nos iba a recriminar en mucho: “¿por qué si Eugenio y Salma en la historia son mexicanos y en la vida real son mexicanos hablan sólo inglés, por eso decidimos también hablar en español?”.

Información adicional