La Serie Mundial se definirá en el séptimo juego

JarochosOnLine.Com.Mx/ Redacción/ Cleveland, USA

Cachorros de Chicago e Indios de Cleveland deciden hoy en el séptimo juego la Serie Mundial del béisbol estadounidense, duelo en el Progressive Field que permitirá a uno de los dos equipos terminar décadas de sequía ganadora.

 

La visita tendrá en el montículo al derecho Kyle Hendricks (1-1, 1.31 de efectividad, 20.2 innings y 17 ponches en cuatro salidas en los playoffs 2016), mientras por La Tribu abrirá ante su público el estelar Corey Kluber (4-1, 0.89, 30.1 entradas y 35 ponches en cinco aperturas).

Hendricks lanzó el tercer partido del Clásico de Otoño, en el Wrigley Field de Chicago, y aunque su novena perdió 1-0, se fue sin decisión tras cuatro capítulos y un tercio, en los cuales retiró a seis bateadores por la vía de los strikes y toleró idéntica cantidad de imparables.

Por su parte, el también derecho Kluber va por su tercera victoria frente a Cachorros en la Serie Mundial, después de las conseguidas en el primer y el cuarto encuentros, en el Progressive y en el Wrigley, respectivamente.

El merecedor del premio Cy Young de la Liga Americana en 2014 y fuerte candidato a Jugador Más Valioso, si Indios triunfa esta noche, acumula en la final 12 innings, con solo una anotación aceptada, nueve incogibles, un boleto y 15 ponches.

Ambos equipos buscan hacer historia, porque los del norte de Chicago no salen campeones de Las Grandes Ligas desde 1908, mientras Cleveland conquistó el título por última vez en 1948.

El partido de hoy representa la ocasión 38 en la que es necesario un séptimo duelo para definir el título, y en 20 de ellos ha vencido el local.

Después de estar debajo 3-1 en el Clásico de Otoño, Cachorros intenta convertirse en patio ajeno en apenas la quinta franquicia de Las Mayores que remonta una desventaja similar (Piratas de Pittsburg en 1925, Yankees de Nueva York en 1958, Tigres de Detroit en 1968, Piratas de Pittsburg otra vez en 1979 y Reales de Kansas City en 1985).

Cachorros igualó la víspera la Serie Mundial con una clara victoria de 9-3, en la cual brillaron el abridor Jake Arrieta y el torpedero Addison Russell, quien empató el récord de más impulsadas en un partido de esta instancia (seis) y pasó a ser el segundo más joven con un grand slam (22 años), solo superado por la leyenda Mickey Mantle (21, en 1953).

Para el duelo de esta noche, el manager anfitrión, Terry Francona, tiene listo a su trío estrella de relevistas -no utilizado ayer- los derechos Bryan Shaw y Cody Allen y el zurdo Andrew Miller, los dos últimos de actuación casi perfecta en la postemporada 2016.

Allen no ha permitido carreras en los playoffs, con seis salvados, 11.2 innings y 22 ponches en nueve salidas, mientras Miller presenta 2-0, 0.53 de efectividad, 17 entradas y 29 enviados al banco por la vía de los strikes.

El zurdo impuso marcas para un relevista en postemporadas, con sus 29 ponches y 16 entradas consecutivas inmaculadas.

En el bullpen opuesto, el mentor Joe Maddon cuenta con otro trío poderoso, aunque inusual, liderado por el supersónico cubano Aroldis Chapman y completado por los zurdos Mike Montgomery y Jon Lester, un abridor dispuesto a salir al montículo con solo dos días de descanso.

Maddon fue criticado ayer por enviar a la lomita a Chapman con ventaja de 7-2 en la pizarra, sobre todo después de que el cerrador sacara ocho outs el domingo para garantizar el rescate y con ello la supervivencia de Chicago, esfuerzo en el que utilizó 42 lanzamientos, 23 a 100 millas por hora o más.

A la ofensiva, Chicago llega al parecer en un mejor momento que Cleveland, pero a estas alturas cualquier cosa puede suceder

La tanda gruesa de Cachorros ha producido en los últimos dos encuentros, con Kris Bryant, de 8-5, dos jonrones y dos empujadas; Anthony Rizzo, 8-4, un cuadrangular y dos impulsadas; Ben Zobrist, 7-3; y Addison Russell, 9-4, un jonrón y siete remolcadas.

Por Indios, no andan muy bien su bujía, el torpedero boricua Francisco Lindor, lleva de 7-1 y una propulsada; el cuarto madero Mike Napoli, 8-2 y un remolque; el dominicano Santana, de 8-1; y el también quisqueyano José Ramírez, 8-2, un cuadrangular y una impulsada.

El camero Jason Kipnis se fue en blanco el domingo, de 4-0, pero ayer conectó de 5-3, con doble, jonrón y una carrera llevada hasta la registradora.

Información adicional